NBA

Con el regreso de Waiters, el Heat tiene un problema por resolver

Dion Waiters (11) entra al aro por el Heat ante la marca de Tristan Thompson (der.), de los Cavaliers, en el segundo cuarto del partido celebrado el 2 de enero de 2019 en Cleveland.
Dion Waiters (11) entra al aro por el Heat ante la marca de Tristan Thompson (der.), de los Cavaliers, en el segundo cuarto del partido celebrado el 2 de enero de 2019 en Cleveland. Foto: AP

Dion Waiters practicó con el Heat este miércoles por la mañana y reapareció por la noche en el partido ante los Cavaliers en Cleveland, luego de un año sin jugar por una operación del tobillo izquiedo.

“Las jugadas son prácticamente iguales y al final del día es basquetbol. Estoy emocionado de estar de vuelta, viajando, algo que no he hecho en mucho tiempo”, declaró Waiters. “Habrá dolor aquí y allá, pero se trata de regresar y crear recuerdos”.

El regreso de uno de los mejores jugadores del Heat lógicamente es recibido con agrado; sin embargo complica aún más la situación de Wayne Ellington, quien ha visto sus minutos reducidos a cero en los últimos encuentros.

Aunque regularmente viene del banco, Ellington es uno de los hombres importantes de Miami, sobre todo por sus triples, por lo que su situación no es agradable para nadie.

El primer afectado es su entrenador Erik Spoelstra, quien confesó, preparando el juego ante los Cavaliers, estar “enfermo del estómago” por no haberle conseguido minutos para él esta temporada.

“Es algo muy difícil y estas son las decisiones que hay que tomar en esta posición”, dijo Spoelstra. “No son decisiones fáciles. Seré franco, me hace sentir mal al estómago que no pueda encontrar los minutos para Wayne”.

Spoelstra ha puesto por delante en la lista a Tyler Johnson y Derrick Jones, pero Wayne es un veterano y sigue entrenando duro, sabedor que tarde o temprano su hora llegará. Por ahora promedia 8.3 puntos en 20 juegos, disparando 35.8 por ciento desde el campo (36.5% en triples).

“Nuestro equipo pasó por un período de ajuste en diciembre, otros muchachos se pusieron en pie y algo de formación comenzó a surgir”, comentó Spoelstra. “Wayne es lo suficientemente profesional y maduro como para saber que solo tiene que seguir adelante y volverá a su camino nuevamente, pero eso no quita que sea duro”.

Sin embargo, Ellington, aunque lo ha pensado, no se plantea de momento pedir un intercambio a otro equipo para poder jugar más.

“Cualquier cosa es posible, pero no puedo sentarme aquí y decir eso en este momento”, expresó Ellington. “Pero al mismo tiempo quiero jugar con estos muchachos, con mis hermanos. Ojalá podamos resolverlo”.


El “Hombre del Brazo de Oro”, después de convertirse en el mejor anotador de triples de todos los tiempos como jugador de banco, firmó con Miami por un año y $ 6.3 millones. Casi los mismos ($9.7 millones) con los que el Heat traspasa el umbral del impuesto de lujo, lo cual lo convierte en un candidato a ser cambiado.

Ellington ha jugado ocho de los últimos 12 juegos, apenas 32 minutos y según sus palabras el gimnasio es terapéutico para él.

Waiters tuvo algunos minutos ante los Cavs, después de Dwyane Wade no se entrenara en la mañana del miércoles por estar enfermo y no recuperarse para el juego.


Si Wade no juega, además de ser una baja sensible para Miami, será una pena para los aficionados, ya que sería su primer y único juego en Cleveland desde que fue transferido al Heat en febrero pasado.

Ellington, Waiters y Wade ahora mismo competirán por el puesto de escolta suplente, sustituyendo al titular Josh Richardson, quien está siendo el mejor jugador del Heat. Aunque con la vuelta de Waiters muchas cosas pueden cambiar.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios