NBA

Dwyane Wade le pone la tapa y Josh Richardson los últimos clavos en el ataúd de Memphis

El delantero del Heat Justise Winslow (20) entra al aro pese al esfuerzo del centro de los Grizzlies Marc Gasol (33) este sábado en el American Airlines Arena.
El delantero del Heat Justise Winslow (20) entra al aro pese al esfuerzo del centro de los Grizzlies Marc Gasol (33) este sábado en el American Airlines Arena. adiaz@miamiherald.com

El Heat sabe muy bien lo duro que es cuando se le escapa un juego y esta vez sí que supo aguantar la amenaza de los Grizzlies y cerrar el partido.

De este modo el equipo de Miami (21-20) consiguió este sábado imponerse 112-108 al conjunto de Memphis y asentarse en la sexta plaza de la Conferencia Este, mejorando a 11-12 su balance en el American Airlines Arena.

Fue un final dramático luego de llegar empatados a 108 cuando solo quedaban 1:30 minutos. Bam Adebayo anotó uno de sus dos tiros libres y Marc Gasol falló su triple. Josh Richardson tomó el rebote y anotó otr libre, tras recibir una falta con 10 segundos por jugar.

Luego Dwyane Wade le puso un tapón a Shelvin Mack y posteriormente ganó el salto entre ellos dos, tomado por Richardson que desde la línea puso los dos últimos clavos en el ataúd de Memphis, en un partido súper atractivo con grandes ventajas y grandes remontadas.

“Si me hubiera ganado ese salto, me habría decepcionado mucho”, dijo Wade. “Tenía mucha confianza al entrar en la bola en el salto y que podía reunir lo suficiente para conseguirla”.


Los números

El quinteto de la Capital del Sol volvió a mostrar una gran actitud. Tiró mejor (50%) con siete hombres con doble dígitos y 15-31 en triples. Además de defender bien a la hora buena ante el peleador equipo de Memphis.

Justise Winslow la esta rompiendo y de largo fue el mejor del Heat con 26 puntos (4-4 en triples), siete rebotes, cuatro asistencias y un robo de balón.

Richardson, con los tres tiros libres finales, llegó a 14 puntos; los mismos que Tyler Johnson, con cinco al hilo (entre ellos un triple desde su casa) muy importantes a la mitad del decisivo parcial.


Adebayo, el único que ha jugado todos los partidos del Heat, terminó con un doble-doble de 11 puntos y 10 rebotes, en una bonita batalla con Gasol, quien se marchó con 15 puntos y cinco rebotes. Hassan Whiteside no jugó porque estaba enfermo, pero Bam lo cubrió muy bien.

El banco de Miami estuvo sublime y, además de los 14 de Tyler, Kelly Olynyk se fue con 13 puntos, Derrick Jones con 11 y el increíble D-Wade con 10 con su juego ganador.

Esta vez la defensa de Miami no estuvo tan sólida, sobre todo en la primera mitad, pero aún así le alcanzó para contribuir para llevarse el triunfo.

Por los Grizzlies destacaron JaMychal Green con 24 puntos, Mike Conley con 22, así como Jaren Jackson y Shelvin Mack ambos con 13.


Juego

La primera mitad fue muy ofensiva y terminó favorable al Heat 63-61 gracias a su gran segundo cuarto.

El primero fue para los Grizzlies 34-30, luego de tres canastas al hilo al final del parcial, después de arrancar arriba por 12 puntos (19-7) y luego verse debajo (30-28) tras una gran reacción de Miami, provocada por la entrada prematura de Wade (3)y Jones Jr (7), con Winslow llegando a 10 puntos.

El Heat se llevó el segundo 33-27 después de tener que remontar hasta en dos ocasiones. Memphis guiado por Green rápidamente estiró la diferencia, pero los triples de Miami comenzaron a caer (10 de 15) y le dieron la vuelta al marcador (54-50) con una corrida de 22-5. Al final una canasta de Wade sobre la bocina mandó el juego al descanso con ventaja de dos puntos para Miami.

Miami mejor en defensa y con ello también se llevó el tercero 28-22, lo que le permitió terminar delante en la pizarra 91-83 al finalizar un cuarto en el que los Grizzlies consiguieron recortar una ventaja de 13 puntos apoyándose en los 18 puntos de Green, después de que Winslow llegase a 26 y Tyler a 11.

De este modo el Heat llegó al decisivo último parcial con ocho puntos de ventaja, pero poco a poco Memphis fue descontando hasta empatar el juego a 99 a la mitad del cuarto. A duras penas Miami consiguió mantenerse delante en medio de un feroz intercambio de canastas llegando igualados a falta de 1:30 minutos, con el consabido final.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios