NBA

El Heat tiene un gran dilema al inicio de la agencia libre de la NBA

A solo horas del inicio de la agencia libre de la NBA este domingo 30 de junio (6 p.m.) el Heat tiene un gran dilema.

Por una parte el equipo de Miami quiere obtener una estrella que le dé el impulso necesario para al menos competir en los playoffs; pero, además de no tener espacio salarial, no quiere hipotecarse para las próxima temporadas.

Y es que el Heat ha cometido el error de dar grandes contratos a jugadores sin mirar el futuro y se ha encontrado que en esta temporada no tiene margen salarial, después de que Hassan Whiteside y Goran Dragic, como era lógico, optaran por jugar última temporada con el equipo.


Hassan recibira $27.1 millones y Goran S19.2 millones, unos $46 millones, la tercera parte de lo que gana el equipo. Y todavía Dragic puede ser rentable a sus 33 años, pero el equipo duda mucho que Whiteside a sus 30 pueda cumplir con la expectativa.

El Heat este verano intentara de nuevo cambiar a Whiteside, pero a ojos vista no hay ningún equipo que se tenga interés en hacerse con sus servicios y “tragarse” su salario, pese a que no es tan fácil conseguir hoy un centro con sus cualidades físicas.

Tampoco han rendido al nivel esperado los tres jugadores que recibieron tres buenos contratos en el 2017, hasta el 2021. James Johnson ($15.4 millones), Kelly Olynyk ($11.7 millones ) y Dion Waiters ($12.1 millones), por alguna razón u otra no han sido lo que se esperaba.

Evidentemente no hubo una buena planificación, hipotecando el equipo al darle tanto dinero a jugadores de clase media. Baste decir que cuando se unió el “Big Three” cada uno ganaba unos $15 millones y, aunque sea otra época, este trío no debería sumar más de $30 millones.

Estos cinco jugadores estaban llamados a llevar al Heat a lo más alto, pero era solo una ilusión. De ellos solo Waiters uno fue escogido entre los 10 primeros del draft (4to) y solo Dragic ha estado en el primer nivel.

Si Miami logra un buen cambio por Whiteside y consigue una estrella como Jimmy Butler la cosa cambia, pero si no, habrá que acudir al Plan B y tener paciencia.

La estrategia sería apostar por el desarrollo de su ilusionante núcleo joven, compuesto por Justise Winslow, Tyler Herro, Josh Richardson, Derrick Jones y Bam Adebayo, pero ojo este quinteto a los sumo anota 70 puntos y necesita mucha ayuda de los veteranos.

Lo peor es que, a menos que en algún intercambio la consiga, el próximo verano el Heat no tiene ninguna selección de primera ronda del draft por lo que no le valdría ni siquiera “tanquear” (dejarse ganar).

La situación se complica si se tiene en cuenta que en el 2020 no hay tan buenos agentes libres, solo Eric Gordon (Rockets) y Kyle Lowry (Raptors) están en la élite, después de que los Lakers de LeBron James se llevaron este verano al mejor de esta clase.

Nada que ver con esta con esta con Kevin Durant, Kawhi Leonard, Kyrie Irving, Klay Thompson, Butler, Al Horford, Kemba Walker, D’Angelo Russell, etc.

Para el Heat no ha existido el mañana por lo que se espera que algún movimiento haga para ilusionar la afición, sobre todo ahora que no tiene a Dwyane Wade.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios