NBA

El Heat tiene un problema que pone en peligro la llegada de Butler

“We’re getting younger. Finally,” says Miami Heat president about team

Miami Heat President Pat Riley talks to the media after the NBA basketball team's draft party, early on June 21, 2019, in Miami.
Up Next
Miami Heat President Pat Riley talks to the media after the NBA basketball team's draft party, early on June 21, 2019, in Miami.

Una tensa calma rodea al Heat después de que se completara el traspaso de Jimmy Butler nada más comenzar la agencia libre, que terminó con la salida de Josh Richardson y Hassan Whiteside y la llegada de Meyer Leonard.

Al final el comercio con Dallas se rompió y Kelly Olynyk y Derrick Jones se quedaron en Miami lo cual puso al Heat por encima del impuesto de lujo de $132.6 millones.

Claro que las negociaciones en la agencia libre no han terminado y se prevén futuros movimientos que, además de traer a nuevos jugadores, hagan bajar la carga salarial.


Pero tiene que darse algo de prisa porque si no lo logra ponerse por debajo del impuesto de lujo la NBA puede dejar sin efecto el intercambio por Butler.

Por esa razón se espera que el equipo de Miami deje libre a Ryan Anderson el 10 de julio, a la vez que siguen sonando otros nombres como Goran Dragic, James Johnson y Kelly Olynyk para disminuir capital.

El Heat tiene ahora bajo contrato a Dragic ($19.2 millones), Dion Waiters ($12.1 millones), Butler (estimado por $32.7 millones), Olynyk ($13.1 millones), Bam Adebayo ($3.5 millones), Justise Winslow ($13 millones), Tyler Herro (firmará por $3.6 millones), James Johnson ($15.3 millones), Meyers Leonard ($11.3 millones).

Luego quedan por garantizar el contrato de Jones Jr. ($1.6 millones) y probablemente los de Yante Maten ($1.4 millones), Duncan Robinson ($1.4 millones) y Kendrick Nunn ($1.4 millones). Sin contar KZ Okpala (cerca de $1 millón), más el de Anderson ($21.3 millones).

Si corta a Anderson el Heat deberá pagarle $15.6 millones divididos en las próximas tres temporadas ($5.2 millones) para quedar por debajo de los $138.6 millones permitidos por la NBA, aunque por encima del impuesto de lujo, sobrepasando ampliamente la tapa salarial de $109 millones.

Todo esto indica que saldrá uno o más jugadores y lo complicado que puede resultar hacer un intercambio o traer de vuelta a Udonis Haslem por el mínimo de veterano.

A pesar de eso, Pat Riley está ahora interesado en traer al francotirador Jamal Crawford de la agencia libre, además de querer incorporar al agente libre DeMarcus Cousins y al escolta de los Wizards Bradley Beal, empeñado en tener un verano caliente caliente.

Un verano en cuya liga están brillando Herro, Manten y Nunn. Okpala no fue incluido en la lista para el torneo, ni el jugador de los Nuggets Bol Bol tras ser cambiado por el Heat la misma noche que lo tomó en el draft, pero debe estar en la lista final de 15 jugadores.

Si bien algún cambio queda por hacer, sobre todo para no tener que pagar impuesto de lujo, con lo que tiene el equipo de Miami parece haberse reforzado lo suficiente.

En el Este los Bucks siguen estando fuertes, los Raptors dependen del regreso de Kawhi Leonard, los Celtics se han debilitado, al igual que Filadelfia, los Nets todavía no cuentan con Durant, mientras el resto está más o menos igual, por lo que el nuevo Heat de Butler pudiera competir por los puestos cimeros de la conferencia pase lo que pase, venga quien venga.

Y Butler pudiera emerger como una de las grandes estrellas de la NBA. Para eso vino

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios