NBA

¿Ha sido Pat Riley un verdadero ganador este verano?

Riley: “Not a new culture, but to tightening the screws on a culture that sometimes erodes just a little bit.”

Miami Heat President Pat Riley talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Saturday April 13, 2019 in Miami.
Up Next
Miami Heat President Pat Riley talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Saturday April 13, 2019 in Miami.

Después de un inicio turbulento, el verano del Heat de Miami ha vuelto a la calma, a la espera de que pueda producirse otro buen movimiento.

Si no se produce, igualmente Pat Riley puede darse por satisfecho al haber conseguido la estrella que necesitaba y haber salido de su peor contrato sin tener que comprometer el futuro de la franquicia.

Cuando todo apuntaba al fracaso en la temporada baja al no tener Miami margen salarial, Riley se sacó un as de la manga y convenció al agente libre Jimmy Butler para que cancelara las demás reuniones y se quedara en Miami.


Tuvo que sacrificar a Josh Richardson, pero a su vez consiguió deshacerse del contrato de Hassan Whiteside, enviándolo a Portland a cambio del decente Mayers Leonard y poco más, en lo que puede catalogarse como un magistral movimiento.

Poco después comenzaron a lanzarse fuegos artificiales ante la inminente llegada de Russell Westbrook procedente del Thunder, pero Riley no se deslumbró con las luces y el ruido, negándose a incluir en el cambio a los prometedores Tyler Herro y Bam Adebayo.

Entonces Westbrook tomó otro rumbo y el Heat no hipotecó su futuro.


Luego llegó la propuesta de Chris Paul, quien llegó a Oklahoma en el intercambio por Westbrook. Riley la escuchó, pero como no era atractiva la guardó en el congelador.

Ahora el Heat solo está esperando si Bradley Beal acepta la extensión de contrato de los Wizards para lanzar una propuesta de intercambio al equipo de Washington, que pudiera incluir al lesionado John Wall (Aquiles) y su monstruoso contrato.

Si Beal no firma y la propuesta de Miami es aceptada, el Heat tendrá un buen Big Three; y si no, igualmente Riley habrá ganado al conseguir un equipo competitivo para la próxima temporada.

Se supone que Goran Dragic, en su último año de contrato y a sus 33 años, trate de jugar a su mejor nivel, buscando un nuevo buen contrato sea en Miami u en otro equipo. El Dragón además de haber mostrado calidad de All Star es el jugador con más entrega en el equipo y se merece el mayor respeto.

Dion Waiters ha mostrado en Instagram estar bien fino de cara a la próxima temporada que, estando así, bien pudiera ser la mejor de su carrera.

A Butler entrega le sobra y ha venido a ganar, a ser el líder, a dejar su sello en el AmericanAirlines Arena. Va ser interesante ver como se deja la piel por equipo esta temporada.

Se espera que Bam Adebayo explote en esta campaña, su tercera con el equipo, y demuestre que es ese centro de futuro en el que el Heat tiene depositada todas sus esperanzas.

Kelly Olynyk tiene todas las cartas para ser el que acompañe a Adebayo en la pintura, pero igual se espera que James Johnson justifique su salario de $15 millones. Ahora mismo el tercero después de Butler y Dragic.

Johnson en principio debe integrar la segunda unidad junto a Justise Winslow, Tyler Herro, Derrick Jones Jr (a quien se espera que pronto le garanticen el contrato) y Leonard.

Como reservas están el novato KZ Okpala, Duncan Robinson y se espera que se sumen Yante Maten y Kendrick Nunn, tras su buena actuación en la liga de verano.

Con esto el Heat sumaría 14 jugadores y aproximadamente $134.4 millones en salario, ligeramente por encima del impuesto de lujo de $132.9 millones.

Si duda Riley está construyendo un sólido ejército en Miami con el que espera ir a la guerra en los venideros playoffs de la NBA, vengan o no, uno o más generales. Sin duda este ha sido un buen verano y Riley ha sido un verdadero ganador.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios