NBA

El nuevo Heat, una grata sorpresa

Goran Dragic se dispone a anotar una canasta para el Heat, el sábado.
Goran Dragic se dispone a anotar una canasta para el Heat, el sábado. pportal@elnuevoherald.com

El Heat regresó este sábado al American Airlines Arena sin Dwyane Wade ni Chris Bosh, tratando de traer a casa el espíritu de Atlanta y vaya si lo trajo.

En un partido que se fue de un solo lado el equipo de Miami se impuso cómodamente 114-94 a los Wizards de Washington, gracias a todo eso que les pidió su entrenador Erik Spoelstra: energía, esfuerzo y pasión

El sorprendente quinteto de la Capital del Sol pareció tener otra marcha más, con una gran velocidad en los contraataques y una defensa asfixiante, que dejó a los Wizards sin magia alguna. Además ganó la batalla de los rebotes, de puntos en la pintura y tiró mucho mejor.

Goran Dragic fue el último en ser presentado, lugar que ocupa la estrella del equipo, y no defraudó. El armador de Miami fue la bujía del equipo y terminó con 24 puntos ochos asistencias y siete rebotes.

Por el Heat (31-24) también brillaron Loul Deng con doble-doble de 27 puntos y 10 rebotes, Hassan Whiteside con otro doble-doble de 25 y 23, y Justise Winslow con 14.

Por Washington destacaron Bradley Beal con 19 unidades, Jared Dudley con 16, Marcin Gortat con 14 y 13 rebotes y John Wall con 12.

La primera mitad finalizó 59-44 favorable a un Heat que durante los dos primeros cuartos fue el único equipo sobre la cancha.

Miami arrancó muy bien, jugando un basquetbol muy serio, con una gran defensa y un tremendo ataque guiado por un agresivo Dragic (9). Poco a poco el Heat fue imponiendo su juego y el marcador lo fue reflejando, hasta alcanzar la diferencia de 11 puntos con que cerró el parcial (30-19).

En el segundo y Miami a base de trabajo logró extender a 20 puntos la diferencia, a falta de cuatro minutos para el final del cuarto. Los Wizards por fin reaccionaron y con una corrida de 14-9 recortaron parte de la enorme desventaja.

Washington se acercó a 10 al inicio del tercero, pero el Heat se plantó firme en defensa y se fue alejando hasta llegar a los 19 puntos. Los Wizards trataron de nuevo de recortar, pero Miami respondió y a pesar de perder el cuarto 23-24 terminó arriba 82-68.

Con 14 puntos de ventaja llegó el Heat al último cuarto y en menos de tres minutos la amplió a 18, a partir de entonces sobrevino un intercambio de canastas del que se benefició Miami poniendo un 102-79 a la mitad del parcial. Faltando 4:34’ y perdiendo por 21 puntos el entrenador de Washington sacó bandera blanca al sentar a todos sus titulares. A partir de entonces el Heat se dedicó a administrar la ventaja para terminar sellando otro gran triunfo.

Siga a Pedro J. González en Twitter: @PedroJulio59

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios