Entretenimiento

Franjio sobre polémica del intercambio cultural: ‘Tenemos que tener una posición’

Entrevista con el DJ y presentador de TV Franjio Useche

El DJ y presentador de TV Franjio Useche de Ritmo 95.7 habla con el Nuevo Herald.
Up Next
El DJ y presentador de TV Franjio Useche de Ritmo 95.7 habla con el Nuevo Herald.

Franjio Useche se levanta todos los días a las 3:12 de la mañana y repite como un mantra: “Gracias, Dios, por este nuevo día”.

Pero eso es lo más solemne que se va a escuchar de boca del DJ y locutor venezolano, que desde las 6 hasta las 10 a.m. está “echando bromas” con Boncó Quiñongo en el show matutino de Ritmo 95.7. La emisora tiene una fanaticada tan sólida de cubanos que hace unos años añadió a su nombre el de “Cubatón y más”.

A esa hora una buena parte de los residentes de Miami van camino al trabajo y la pareja formada por el humorista cubano y el locutor venezolano les da lo que quieren, una buena manera de comenzar el día riendo y con música.

“Boncó Quiñongo me ha ayudado mucho. El está super aprobado por el público que escucha esa radio, y que me apoye lo siento como cuando los políticos te levantan la mano. El público sabe que nos llevamos bien, y yo lo respeto mucho”, dice Franjio de su colega.

A juzgar por la imagen de ambos, más bien priman las diferencias. Boncó no olvida ponerse sus cadenones de oro y las camisas coloridas, que forman parte del personaje humorístico que se ha creado, y Franjio, por otra parte, prefiere los jeans bien entallados y las chaqueticas cortas, de pinta más roquera.

Pero los une eso que Franjio señala tienen en común los venezolanos y los cubanos, la alegría.

“Desde que empecé a buscar oportunidades de trabajo en Miami, he trabajado con cubanos”, cuenta Franjio, que llegó de Venezuela en el 2013.

“Los cubanos y los venezolanos son muy parecidos”, añade, indicando que se considera “un poco gritón”, y por ello encaja muy bien en un grupo de cubanos.

“Cuando están hablando cuatro hombres cubanos, la manera de saber a quién le toca en la conversación es por el que habla más fuerte. Y eso me gusta”, dice satisfecho no solo de que ha conectado muy bien con sus colegas, sino con la gente que lo saluda en la calle.

“Me encantaría que escucharas lo que me dicen a través de las redes sociales. Creo que conectan con mi alegría, con mi manera de ser en la radio”.

Franjio viene de una familia exitosa en los medios en Venezuela. Sus memorias de infancia están ligadas a los sonidos de la radio, los equipos de música y electrónicos.

Su estreno en la radio de su país fue a puro fuego. Después de llevar tres meses entrenándose con una personalidad de los medios en Venezuela, el día que le tocaba salir al aire volaron las Torres Gemelas en Nueva York.

En ese momento fatídico del 11 de septiembre del 2001, su mentor le pidió que saliera al aire y Franjio pasó la prueba. Lo demás, como dicen, es historia y exilio, porque luego le tocó venir a Estados Unidos.

Sin embargo, es difícil oír una queja de parte del locutor. Miami le ha caído tan bien que hasta el tráfico le parece un mal menor.

“Me llamaron la atención los expressway de aquí. Una autopista de Venezuela es una avenida de aquí”, señala. “En Caracas el tráfico estaba muy pesado. Si se comparan las horas pico de Venezuela con las de aquí, pues el tráfico en Miami es tranquilo”, dice Franjio, que lleva seis años sin ir a su país.

¿Y cuando haya un cambio de gobierno en Venezuela, volverías?

“Añoro mi país todos los días de mi vida, pero se te quitan las ganas de volver porque la gente te dice que no es el mismo lugar que dejaste”.


Franjio, de 34 años, tiene además un show de televisión que se trasmite por BM The Network, una plataforma digital multimedia de entretenimiento e información en streaming.

Además, no solo hace lo que le gusta, sino escucha lo que le gusta, y tiene oportunidad de ayudar a los artistas que empiezan.

“Me encanta el ritmo del cubatón porque se usan instrumentos ‘reales’, trompeta, batería; es música real”, apunta. “Creo que es el nuevo sonido de Miami, porque adonde vas lo escuchas”.

Tampoco falta en Miami el vínculo de la música y la política, y la polémica en torno a los artistas que cantan aquí y en Cuba, es decir, la cuestión del llamado intercambio cultural, que se ha acrecentado con la cancelación de la presentación de Jacob Forever, el Micha y Señorita Dayana en el concierto por el Día de la Independencia en Hialeah.

“Siempre converso con Boncó que ni los venezolanos ni los cubanos podemos estar desalineados con la política de nuestros países. Tenemos que tener una posición”, reconoce Franjio, que habló con el Nuevo Herald antes de que el alcalde de Miami, Francis Suárez, anunciara la presentación de una resolución para prohibir el intercambio cultural con artistas provenientes de Cuba.


Franjio y Boncó anunciaron en su programa que Willy Chirino y Albita lideran el elenco de artistas que animará el concierto por la celebración del 4 de Julio en Hialeah.

Por otra parte, Franjio destaca que en la actualidad el locutor tiene que ser un artista completo, que no solo module la voz sino que dé un poco de su esencia y que se mueva con soltura en las redes sociales.

“La gente está buscando que les cuentes lo que está pasando en la ciudad a tu manera, por eso, ese locutor del que hablo, aunque conserve la naturalidad, debe prepararse bien para llevar el mensaje dentro de ciertos parámetros”, concluye.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.
  Comentarios