Entretenimiento

La actriz cubana Yolandita Ruiz fallece en España

La reconocida actriz cubana Yolandita Ruíz falleció este martes 1 de octubre en un hospital de Madrid, España, víctima de cáncer. Según reportó el periódico digital 14y medio, al momento de su muerte tenía 63 años de edad.

Ruíz, una de las figuras más conocidas de la televisión cubana durante la décadas de 1970 y 1980, alcanzó los primeros lugares de popularidad a partir del éxito de las telenovelas El alma encantada y Ramona. Pero no fue hasta su lanzamiento en la telenovela La dama de blanco en que alcanzó categoría de estrella.

Entre su trayectoria sobresalen las películas Retrato de Teresa y Madagascar y la serie Juan Quinquín, un trabajo que la sacó de sus acostumbrados papeles de damas aristocráticas que sedujeron a miles de televidentes.

En cuanto a su quehacer en las tablas, los cubanos la recuerdan como la protagonista de Una casa colonial, una comedia de Nicolás Dorr que abarrotó el Teatro Nacional de Cuba durante varias temporadas a principio de los años 1980.

La actriz residía en España desde el 2005, donde impartió clases de actuación en la Asociación Cultural Abierto por Obras. Pero antes vivió un año en Italia, donde dirigió talleres de fonética española, y ocho en Venezuela, como profesora del Centro de Formación Integral del Artista de Caracas.


“Uno siempre está empezando y en esta carrera mucho más. Eso me permite afrontar los nuevos retos sin prejuicios”, dijo la actriz a el Nuevo Herald durante una visita a Miami, en el 2012. “Recuerdo que cuando me llamaron para la serie Juan Quinquín , interpreté un personaje muy cubano, algo nuevo para mí, que hasta ese momento sólo me ofrecían papeles de princesitas eslavas y condesas”.

En ese viaje Ruíz vino al frente del elenco de El juego de Electra, un espectáculo de Mephisto Teatro basado la pieza de Virgilio Piñera, dirigido por Liuba Cid.


“Yolanda es un referente imprescindible en el imaginario de ‘la gran dama joven de la televisión cubana’ ”, destacó la directora. “Es un monstruo escénico que le aporta una riqueza increíble a la puesta. Ella sacó lo mejor de sí misma y se plegó a conceptos más contemporáneos. Sin dudas, es uno de los grandes ‘descubrimientos’ del montaje”.

Mujer de trato afable y desprovista de divismo, la actriz, nacida en octubre de 1955, en Güira de Melena, no era dada a vivir de glorias pasadas.


“La fama es algo muy hermoso para quien la haya experimentado. Es algo a lo que uno se acostumbra y se convierte en parte de tu vida”, confesó a este redactor. “Sin embargo, con los años los intereses van cambiando, y llega un momento en que deja de ser tan importante”.

Desde que se supo la noticia de su muerte varios amigos de la artista no tardaron en manifestarse a través de las redes sociales.


Su colega Susana Pérez dijo en Facebook que Yolandita “era un ser especial, lleno de luz y de energía positiva”, que jamás hablaba mal de nadie, nunca se quejaba y además era una excelente actriz. “La vamos a extrañar mucho”, aseveró.

“Durante toda mi niñez vivía enamorado de ella. Fui afortunado, la tuve muy cerca mucho tiempo y la miraba y la soñaba y la quería”, escribió el actor Roberto San Martín en perfil. “Luego fui su amigo y hoy me entero de su partida. Te quiero Yola. Te quise mucho y te querré siempre. Un beso inmenso y pon un poco de alegría allá arriba porque esto aquí abajo se queda desolado sin ti”.

Por su parte, el director televisión Eugenio Pedraza Ginori destacó la “calidad interpretativa y encanto personal” de la actriz.

“Me atrevo a afirmar que no hay un cubano de cuarenta para arriba que, viva donde viva, no recuerde sus expresivos ojos verdes y esboce una sonrisa cuando se menciona a Yolandita. En la TV cubana desarrolló una interesante carrera artística ganándose, a base de calidad interpretativa y encanto personal, la admiración y el respeto del público y de sus compañeros”, destacó el director.

El actor Gerardo Riverón comentó en su cuenta de Facebook: “se nos ha ido una de las mejores personas que he conocido, una de nuestras grandes actrices, aunque su modestia no le permitía ni siquiera pensarlo, una gran amiga y una hermana para mí. Descansa en paz ángel mío”, dijo Riverón.


Arturo Arias-Polo cubre teatro, televisión, música popular y cine, entre otros temas relacionados con la vida cultural de Miami. Es graduado de la Universidad de la Habana.
  Comentarios