Música

La conexión cubanovenezolana del Trío Trujillo

Andrés, Marleen y Mar Trujillo integran el Trío Trujillo, que ofrece dos conciertos este fin de semana.
Andrés, Marleen y Mar Trujillo integran el Trío Trujillo, que ofrece dos conciertos este fin de semana. Trío Trujillo

La conexión cubanovenezolana está presente en la familia Trujillo, en su música, en sus recuerdos románticos y en el comienzo de su familia. Son Andrés, Marleen y Mar, los tres componentes del Trío Trujillo, de violín, piano y flauta, que también se remite a la historia de los últimos 20 y tantos años de la música de Miami. Este fin de semana se presentan los tres en dos salones, el viernes en la Casa Bacardí del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano Americanos de la Universidad de Miami, ICCAS, y el sábado en el Miami Conservatory of Music.

Primeramente fue Andrés Trujillo el que llegó a Venezuela. El había comenzado a los cinco años a aprender piano y otros instrumentos, en la escuela vocacional de arte Luis Casas Romero de Camagüey.

“No tenía interés en el violín, me pusieron a estudiar piano algunos meses, pero se fueron todos los maestros de piano a La Habana, y estuve tres meses estudiando guitarra”, cuenta el violinista. “En ese año, del 70 al 71, murió mi abuelo y cayeron presos mi papá y mi mamá, entre 200 de la Iglesia Católica de Camagüey. Fue una cacería de brujas y me refugié en la música”.

Más tarde fue alumno del profesor ruso Emil Chalbach, que aún vive y reside en Moscú. Fue en la Escuela Provincial de Arte de Camagüey. Pronto lo escogieron para que tocara violín en la orquesta, que finalmente lo cautivó. Pero, en 1979, a los 15 años de edad, se fue con toda su familia a Caracas, Venezuela, con el grupo de presos políticos liberados debido al “diálogo” entre cubanos del exilio y el gobierno de la isla, y fue recibido con una beca en la Escuela de Música Emil Friedman, donde se convirtió en el maestro concertista de la orquesta juvenil, con la que viajó a Nueva York y España.

Fue en Caracas donde se encontró con una niña llamada Marleen. Ella era cubana y quería estudiar piano. “La conocí a unos metros de esa escuela Friedman, cuando yo tenía 17 y ella 12, y la llevé a la escuela que me había becado a mí. Más tarde fundamos un grupo de jóvenes cubanos, y ella entró también cuando ya éramos cada uno de 22 y 17 años de edad”, sigue contando Andrés. “Imagínate, nos casamos en 1988, y vinimos para Estados Unidos en agosto de 1992. A los pocos días asedió Miami el ciclón Andrew”.

Marleen también fue beneficiada por el “diálogo”, porque llegó a Venezuela en 1980 por su abuelo, que había sido preso político, y con sus padres y su abuela. Sus tíos, que son músicos, comenzaron a preguntar por una escuela de música. “Así fue el encuentro con Andrés”, dice la pianista. “Se interesó mucho en nosotros, pasó por el lugar donde estábamos quedándonos, e hizo la conexión entre la escuela y yo, para que el dueño me oyera; era muy cara, de mucha gente rica. Ese fue el primer encuentro con Andrés”.

Como el piano es muy exclusivo, estudió antropología también en la universidad. “Estaba esperando mi primer niño”, cuenta Marleen. “En Miami fui a la New World School of the Arts, y finalmente a Florida International University”.

“Ahora estamos muy contentos, es como un sueño, cuando decidimos que íbamos a incluir a nuestra hija en el grupo”, comenta Marleen. Mar nació en Venezuela y se crió en Miami. “No es fácil ser músico”, dice la flautista, “no es una vida estable y gracias a Dios nunca tuvimos problemas graves, y yo juraba que no quería vivir de eso como adulta”. Pero volvió al redil después de intentar otras profesiones, “porque mi padre había soñado toda la vida que su hija iba a tocar la flauta”.

“Este concierto lo llamamos ‘Tríptico’ ”, explica Marleen, “porque somos un trío y porque está dividido en tres partes: una barroca, con Bach y Vivaldi, otra romántica, con Chaikovsky y Kronke. Y la tercera parte es música de España, Cuba, Estados Unidos, Venezuela y Argentina”.• 

Trío Trujillo, en ‘Tríptico’, viernes 8, 8 p.m., en ICCAS, Casa Bacardí, 1531 Brescia Ave., Coral Gables, (305) 284-2822), y sábado 9, 7:30 p.m., en el Miami Conservatory of Music, Mayfair In the Grove, 2911 Grand Ave., 400 A., (305) 442-2283. Entradas: $20.

olconnor@bellsouth.net

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios