Cuba

EEUU incrementa seguridad en La Habana y reanuda algunos servicios en la embajada

Lo que los estadounidenses oyeron durante los ataques en Cuba

La agencia AP obtuvo una grabación de lo que algunos empleados de la embajada de Estados Unidos oyeron en La Habana al ser atacados por lo que los investigadores creyeron inicialmente que era un arma sónica. AP
Up Next
La agencia AP obtuvo una grabación de lo que algunos empleados de la embajada de Estados Unidos oyeron en La Habana al ser atacados por lo que los investigadores creyeron inicialmente que era un arma sónica. AP

El gobierno de Estados Unidos está implementando un plan para incrementar la seguridad de su personal en la embajada en La Habana.

Entre las medidas que ya se están implementando se encuentra la “consolidación del personal de Estados Unidos en un número menor de residencias”, dijo Orna Blum, vocera del Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

“Debido a consideraciones de seguridad, no proporcionaremos más detalles al respecto. El Departamento está explorando estrategias adicionales para mitigar el riesgo para el personal de EEUU en La Habana”, añadió la vocera en un correo electrónico.

La nueva estrategia sigue recomendaciones del Comité para la Evaluación de Riesgos en el Exterior del Departamento de Estado.

EEUU redujo su personal en La Habana el año pasado debido a supuestos ataques que han afectado a 26 funcionarios y que les han provocado síntomas como pérdida de la audición, mareos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos, problemas visuales y dificultad para dormir.

La reducción del personal se hizo permanente en marzo de este año.

El Departamento de Estado tampoco permite que familiares acompañen a los diplomáticos durante su estancia en La Habana, que fue reducida de tres a un año.

Sin embargo, el jueves el Departamento de Estador redujo el nivel de alerta en sus recomendaciones a los estadounidenses que viajan a Cuba. Anteriormente, el Departamento aconsejaba a los estadounidenses que reconsideraran viajar a la isla. La nueva advertencia pide a los estadounidenses que ejerzan “una mayor cautela” cuando estén en Cuba.

El cambio se debe a que el Departamento estima que los ataques parecen estar dirigidos a los funcionarios estadounidenses y no a los viajeros de ese país.

El viernes, la embajada estadounidense en La Habana informó que reanudó su oferta de servicios a los ciudadanos estadounidenses en Cuba, entre ellos la solicitud y renovación de pasaportes, servicios notariales, servicios de autenticación de documentos, informes consulares de nacimiento en el extranjero (CRBA) y asistencia de emergencia.

Casi medio millón de cubanoamericanos viajan todos los años a la isla. En el primer semestre de este año llegaron también 266,455 viajeros estadounidenses.

Los trámites de visas para ciudadanos cubanos y el programa para refugiados siguen suspendidos, aunque las visas de inmigrante pueden ser obtenidas en Guyana.

Además de poner en peligro el cumplimiento de los acuerdos migratorios con Cuba, la reducción de personal también ha dificultado a los diplomáticos “cubrir desarrollos económicos y políticos significativos en Cuba” así como mantener una relación con activistas de derechos humanos, según un reciente memorando publicado por el Servicio de Investigaciones del Congreso.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios