Cuba

Más de 5,000 cubanos llegaron a Nicaragua este año ‘atraídos por sus volcanes’

Un migrante cubano con pasaportes para entregar en procesamiento en el Instituto Nacional de Migración después de cruzar el Río Suchiate, el cuerpo de agua que separa Guatemala de México.
Un migrante cubano con pasaportes para entregar en procesamiento en el Instituto Nacional de Migración después de cruzar el Río Suchiate, el cuerpo de agua que separa Guatemala de México. Archivo Miami Herald

Más de 5,000 “turistas” cubanos han llegado a Nicaragua en lo que va de año, una cifra que contrasta con los 566 que visitaron el país centroamericano el pasado año, informó el Instituto Nicaragüense de Turismo.

Según Ana Carolina García, directora de Promoción y Mercado del Instituto, los cubanos han tomado por asalto el mercado nicaragüense “atraídos por sus volcanes”.

“Ellos son amantes de nuestros volcanes. Ellos no tienen volcanes, entonces es impresionante para ellos que nosotros tengamos ese volcán de lago de lava activo, y que lo pueden ver de cerca, que una de nuestras fortalezas o nuestros productos estrellas en estos momentos”, afirmó García, según un reporte de la agencia EFE.

La avalancha de cubanos viajando a Nicaragua ya había sido reportada por este diario, pero lejos de tener como objeto la visita a los volcanes, muchos de los migrantes han contado a el Nuevo Herald que su meta es llegar a la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo político.

Más de 600 cubanos se encuentran en Panamá como parte de una caravana de migrantes que busca llegar a Estados Unidos.


“Conseguí un visado de turismo para Nicaragua fácil. Lo más complicado fue comprar el pasaje por las colas [filas] que hay. Desde el principio sabía que mi destino era el Norte, pero dije que quería hacer compras”, explica en WhatsApp el cubano Yoanky Arencibia, que se encuentra en Guatemala haciendo la peligrosa travesía para pedir asilo en la frontera de Estados Unidos.

Según Arencibia, el pasaje se lo costearon sus familiares en Miami, quienes le envían además los recursos para “ir haciendo los tramos”.

“Ellos me mandan las balas [el dinero]. Ahora el problema va a ser en México porque el comunista ese de Obrador no deja pasar a los cubanos”, dice.

El incremento en el número de viajeros cubanos a Nicaragua coincide con un aumento en los solicitantes de asilo en la frontera estadounidense. Según estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, en lo que va de año fiscal —desde el 1 de octubre pasado— se habían presentado en la frontera 10,910 cubanos, cifra que supera los 7,079 que pidieron asilo en la misma etapa del año anterior.

Aproximadamente 4,500 personas, la gran mayoría procedentes de Cuba, esperan ahora en Ciudad Juárez, limítrofe con El Paso, Texas, para las entrevistas de sus solicitudes de asilo. Entre las causas de este aumento de migrantes cubanos están las flexibilizaciones de Nicaragua y Panamá para conceder visados a cubanos y el empeoramiento de las condiciones de vida en la isla, agravadas tras la crisis del régimen de Nicolás Maduro.

Según cifras oficiales de Migración Panamá, más de 9,000 cubanos han ingresado a ese país y no regresaron a la isla. Panamá ha hecho frente a tres grandes crisis migratorias protagonizadas por miles de cubanos que han quedado varados en su camino hacia Estados Unidos.


Panamá implementó en octubre del pasado año una tarjeta de turismo para compras dirigida a los emprendedores cubanos que ha elevado el número de visitas a ese país. En lo que va de año más de 39,500 cubanos han visitado ese país.

“Viajo casi todos los meses a Panamá para comprar cosas que necesito en mi negocio. Aunque yo no necesito quedarme fuera del país porque tengo un mejor nivel de vida que la media, veo que hay un río de gente que vende todo y se embarca en esa locura”, dice vía telefónica Tania, una emprendedora de Santa Clara.

Según la mujer, que pide mantener su apellido en el anonimato para proteger sus negocios, “hay toda una mafia creada para sacar a los cubanos del país”.

“Los recogen en el aeropuerto y los hospedan varios días en hoteles de bajo costo. Después se los entregan a los coyotes [traficantes de personas]. Todo el mundo vive de ese negocio. Hay hasta quienes vienen a Cuba a buscar a sus clientes”, explica.

Sígueme en Facebook y Twitter para estar al día con las últimas noticias sobre Cuba y la comunidad cubana en el sur de la Florida.
  Comentarios