Opinión

EN NUESTRA OPINION: Una rama de olivo en Doral

El alcalde de Doral, Luigi Boria, saluda al administrador municipal, Joe Carollo, después de finalizar su discurso sobre el estado de la ciudad el 4 de diciembre.
El alcalde de Doral, Luigi Boria, saluda al administrador municipal, Joe Carollo, después de finalizar su discurso sobre el estado de la ciudad el 4 de diciembre. El Nuevo Herald

Doral, la joven y próspera ciudad en el oeste del condado Miami-Dade, sede de pujantes empresas, ha visto su imagen empañada recientemente por una guerra interna en su gobierno. El enfrentamiento entre el alcalde Luigi Boria por un lado y el administrador municipal, Joe Carollo, y los concejales por el otro, ha amenazado la estabilidad de la dirección municipal.

Pero la rama de olivo que el alcalde Boria le ha tendido al administrador Carollo es un gesto conciliador no por inesperado menos bienvenido. Boria saludó a Carollo dándole la mano, y en su primer discurso sobre el estado de la ciudad, el pasado 4 de diciembre, dijo que le había escrito una carta a Carollo reconociendo el buen trabajo que había hecho y que seguiría haciendo, y que había que darle vuelta a la página y avanzar. Carollo admitió que había recibido la carta, y afirmó que siempre ha estado dispuesto a trabajar con el alcalde.

La imagen del alcalde se ha visto afectada por la revelación de que les había dado millones de dólares a sus hijos para un proyecto inmobiliario de alto nivel en Doral, y también por su enfrentamiento con Carollo y su falta de aliados en el Concejo Municipal. Ciertas actitudes, como, por ejemplo, el anuncio que hizo en un momento de que contrataría a un administrador municipal pagado con dinero de su propio bolsillo, no encajan en el funcionamiento de una institución transparente. Pero su gesto pidiendo la paz indica que se puede restablecer la armonía en el gobierno de Doral. Es preferible restablecer la concordia que adoptar medidas extremas, como cuando se mencionó la posibilidad de un referendo revocatorio.

Carollo y los demás participantes en el enfrentamiento político que ha marcado a Doral en los últimos tiempos deben dar la seguridad de que es posible restaurar el espíritu de colaboración que necesita cualquier institución gubernamental para su buen funcionamiento.

La paz en el Ayuntamiento de Doral es decisiva para la imagen de la ciudad y por consiguiente para atraer negocios. La discordia le costó la pérdida este año de la celebración del concurso de belleza de Miss Universo, propiedad de Donald Trump, aunque el acaudalado empresario manifestó que el certamen se haría en la ciudad en un futuro.

El fin de la discordia en el gobierno municipal crearía un clima aún más propicio para los negocios. Boria ha extendido una rama de olivo, y lo mejor para el bien de la ciudad es aceptarla.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios