Cartas

La eutanasia es una elección muy personal

Unsplash

El Sr. Eduardo Barrios, de la Compañía de Jesús, replicó a una de mis cartas que expresan mi modo de pensar. Este es un derecho que está establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada en París, el 10 de diciembre de 1948, que reconoce en su artículo 1 : “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

A su vez, agrega en su artículo 3: “Todo individuo tiene derecho a la vida (lo que implica implícitamente el derecho a terminar con la suya propia cuando lo entienda), a la libertad y a la seguridad de su persona”. Y explicitando, añade en el artículo 18: “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión…”. Adicionando en el 19: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones…”.

En ningún momento ridiculizo a quienes se oponen a la eutanasia, esa elección es muy personal y debe ser respetada. Además, recuerde el Sr. Barrios que la prehistoria es separada de la historia por medio de la invención de la escritura y muchos libros del Antiguo Testamento son anteriores a que el pueblo hebreo haya tenido escritura.

Si bien al rey David le desagradó que un amalecita rematara al moribundo rey Saúl (según cfr. 2Sam 1, 6-16), siga leyendo en el mismo capítulo I, la Elegía de David por Saúl y Jonatán cuando en el versículo 26, David exclama: “Angustiado estoy por ti, ¡oh Jonatán, hermano mío! Me eras carísimo. Y tu amor era para mí dulcísimo, más que el amor de las mujeres”.

Recuerde también que el hospice es, prácticamente, un sucedáneo del suicidio asistido, pues altas dosis de opiáceos debilitan el corazón, hasta que falla, por lo que algunos familiares se niegan a que a los suyos se les aplique .

Jesús Lázaro,

Miami

  Comentarios