Cartas

Críticas a GoFundMe reflejan un simplismo político que está de moda

Imagen del portal digital de GoFundMe.
Imagen del portal digital de GoFundMe. Fuente: gofundme.com

Opino sobre al artículo titulado “El auge del socialismo en la cultura de la dependencia” escrito por la Anólan Ponce y publicado en la sección de Opinión de El Nuevo Herald el pasado martes 3 de septiembre del 2019. Creo que en términos genéricos está bien redactado y concuerdo con gran parte del mismo.

Pero su enfoque sobre los conocidos GoFundMe y otras versiones similares utilizados en las redes sociales destila cierto simplismo político en boga que omite las cincuenta tonalidades grises de la vida y describe las cosas solo en blanco y negro.

Es posible concebir una versión económicamente dinámica de una sociedad sin excluir la necesidad de la acción voluntaria como parte de una actividad libre entre individuos libres. Los programas de ayuda de las Iglesias son buen ejemplo.

Esto claro supone la existencia de la ayuda mutua solo como complemento a la autoayuda. De hecho es una manera eficaz de ayudar a resolver algunos problemas sociales. Algunas instituciones laicas como los bancos Brahmin y las uniones de crédito vienen a la mente y proveen de cierto alivio económico.

Pero aun bajando de escalafón no hay que atacar a todos los que piden a través de las redes sociales. Es posible discernir entre los que piden por un familiar enfermo o una cesantía laboral de aquellos que por caradura piden la ayuda económica de familiares, amigos o extraños para los más variopintos y exóticos proyectos.

Por mucha indignación moral o escozor que la falta de vergüenza ajena nos provoque no hay que estigmatizar a estas personas como flojos o mendigos con escopeta. Nadie esta moral, ética, filosófica o legalmente obligado a contribuir.

Desconozco si el polvo de la dependencia individual a la que Sra. Ponce se refiere nos llevará al lodo del socialismo de Estado benefactor como ella augura y si esta tendencia incluye además al clientelismo político de los grandes intereses.

Me interesaria saber si a través de los años la Sra. Ponce ha pedido y recibido ayuda personal a corto plazo del Estado o de algún familiar o si algún familiar le ha pedido ayuda. Yo he visto ambos lados de esas monedas en diversas ocasiones.

La caridad con el erario público será reprobable. Pero la habilidad de poder responder creativamente ante los golpes de la vida, propios o ajenos incluso los autoafligidos, no debe mermarse o cohibirse por consideraciones estéticas.

Gustavo J. Echenique, Miami

  Comentarios