Últimas Noticias

EN NUESTRA OPINION: Aumenta la represión en Cuba

El régimen cubano ha aumentado su nivel de represión. El miércoles pasado, la policía detuvo a más de 40 disidentes, entre ellos Jorge Luis García Pérez, “Antúnez”, y su esposa, Yris Pérez Aguilera. También fue detenida Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, y su esposo, Angel Moya.

Un día antes, un agente de la Seguridad cubana golpeó brutalmente al periodista independiente Roberto de Jesús Guerra.

Según el Comité Cubano de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, presidido por el activista Elizardo Sánchez, en los primeros cuatro meses del año en curso la cifra de arrestos por motivos políticos ha marcado un récord: 3,821. La cantidad máxima anterior había sido 2,795 en el primer trimestre del 2012.

Esto indica un recrudecimiento de la represión gubernamental contra la disidencia. El régimen de Raúl Castro intenta con estos arrestos –casi siempre a corto plazo– y con las agresiones físicas cometidas contra ciudadanos pacíficos, evitar las reuniones y las actividades de la oposición. El gobierno busca paralizar a la disidencia, acallar cualquier voz que pida un cambio, un alivio a una situación política y económica en crisis desde hace mucho tiempo.

El hecho de que este incremento de la represión ocurra mientras en Estados Unidos se vuelve a hablar sobre la posibilidad de levantar el embargo impuesto a Cuba desde hace medio siglo, da lugar a la suspicacia. ¿Quiere La Habana normalizar las relaciones con Washington, o no?

El gobierno de Obama ha expresado que un acercamiento entre ambas naciones depende de la situación de los derechos humanos en la isla. Es cierto que en Cuba ha habido cambios: se permiten algunos pequeños negocios privados, hay una limitada inversión extranjera, y más cubanos pueden viajar al extranjero y regresar. Pero el inflexible sistema de partido único no da espacio a las voces disidentes, y la represión policíaca se ha disparado en lo que va de año.

Los cubanos siguen sufriendo la ausencia de libertades básicas. La prensa sigue siendo el órgano oficial del poder, y los heroicos esfuerzos por crear y difundir medios alternativos, como los que llevan a cabo Yoani Sánchez y los periodistas independientes, chocan con la censura y los obstáculos del gobierno.

Si La Habana espera una normalización de las relaciones con Estados Unidos, debe dar un espacio a la oposición pacífica y dejar de reprimir y atropellar a los disidentes. Eso es lo que hay que exigirle al régimen cubano, ahora mismo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios