Béisbol

Presentan en Miami biografía de una figura sin la cual no puede entenderse el béisbol en Cuba

Lou Hernández, autor de “Bobby Maduro and the Cuban Sugar Kings”, firmará su libro este domingo en la librería Books and Books de Coral Gables desde las 6:00 pm.
Lou Hernández, autor de “Bobby Maduro and the Cuban Sugar Kings”, firmará su libro este domingo en la librería Books and Books de Coral Gables desde las 6:00 pm.

Nadie, absolutamente nadie ha hecho más por el béisbol cubano de todos los tiempos que Bobby  Maduro, al menos fuera del terreno. A su figura, sin embargo, le venía faltando un libro como el que será presentado este 13 de enero en Miami.

“Bobby Maduro and the Cuban Sugar Kings” –se puede adquirir en Amazon- del escritor e investigador Lou Hernández es un esfuerzo para rescatar a una personalidad que lo hizo todo y triunfó en todo, hasta que la adversidad histórica de la tiranía de Fidel Castro destruyó su pelota para imponer otra.

Nacido en Antilla, Holguín, hace 60 años, Hernández estará presente para firmar la obra en la librería Books and Books de Coral Gables desde las 6:00 pm. Todo cubano que ame el béisbol debería tenerla de cabecera. Sería el más mínimo de los homenajes a Bobby Maduro.

¿Qué te llevó a escribir este libro?

“Esta es una historia que se tenía que contar, que mucha gente no conoce. Bobby Maduro es una gran figura del deporte nacional. Nació en La Habana en 1916 y falleció aquí en Miami en 1986. Dedicó su vida entera al béisbol’’.

¿Cómo comenzó el proceso para escribirlo?

“Amo mucho la pelota. Había escrito otro libro de la liga invernal cubana, y un día conocí a Jorge Maduro, el hijo de Bobby, y así empezó todo. Me siento muy orgulloso de este libro’’.

¿Qué te impresionó más de su personalidad?

“Él no solamente fue un apasionado de la pelota sino que fue un gran patriota. Todos sus esfuerzos en la pelota fueron hechos con un propósito superior: poner en alto el nombre de Cuba ante los ojos de la comunidad internacional’’.

 


¿Qué nuevo podemos encontrar en este libro?

“Su relación con tantas facetas del juego. El construyó con Miguel Suárez el Estadio del Cerro, fue propietario de equipos profesionales, creador de academias de pelota, caza talentos, el padre de los Cubanitos, una especie de pequeñas ligas. Fundó la Liga Interamericana y fue el único embajador que ha tenido beisbol de grandes ligas en Latinoamérica…’’.

¿Por qué Maduro no recibe el homenaje que merece?

“Como muchas cosas de Cuba, no ha tenido apoyo en este lado, a veces se van quedando historias en el camino que necesitan ser contadas con fuerza. Bobby Maduro dejó un gran legado y eso es lo que deseo rescatar con este libro’’.

 


¿Merece aunque sea un rinconcito en el Salón de la Fama?

“Creo que sí. Lo que él hizo para el béisbol en los años 50, 60 y 70…no hay otro dueño de equipo que haya hecho lo que él hizo. Jorge y yo trateremos de ver eso con el presidente de Cooperstown, Jeff Idelson’’.

Una pregunta actual, ¿qué opinión tiene del acuerdo Cuba-Grandes Ligas?

“Lo acepto con dudas y reservas. Sé que para los peloteros va a ser algo bueno, porque los va a beneficiar económicamente y no habrá ese riesgo de escapar. Pero no se puede ignorar que ese acuerdo ayudará a la dictadura más larga del hemisferio occidental, un régimen totalitario’’.

 


 UNA OBRA NECESARIA

Quien no conoce la importancia de Bobby Maduro en el devenir de la pelota cubana, jamás podría imaginar la labor titánica y el impacto de este hombre en lo que es la isla hoy en lo deportivo y lo histórico.

Nacido el 27 de junio de 1916, Bobby Maduro no solo fue pieza clave en la construcción del Estadio del Cerro, sino que mediante Los Cubanitos y la academia de los Cuban Sugar Kings le dio un espaldarazo monumental al béisbol al formar figuras como Cookie Rojas, Tony Taylor, Tany Pérez, Luis Tiant…

Con la llegada al poder de Fidel Castro las ilusiones de Bobby Maduro –contar con una franquicia de Grandes Ligas- se perdieron en el tiempo, pero su figura sigue inamovible, como un recuerdo doloroso de lo que pudo haber sido y no fue.

  Comentarios