NBA

Davis dice que “negoció’’ premio de JMV en el Juego de las Estrellas

Anthony Davis, de los Pelicans, celebra luego de haber sido designado Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas, en el Smoothie King Center la noche del domingo 19 de febrero del 2017 en Nueva Orleans, Louisiana.
Anthony Davis, de los Pelicans, celebra luego de haber sido designado Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas, en el Smoothie King Center la noche del domingo 19 de febrero del 2017 en Nueva Orleans, Louisiana. Getty Images

El nuevo ganador del premio de Jugador Más Valioso de la pasada edición del Juego de las Estrellas, el ala-pívot Anthony Davis, de los Pelicans de Nueva Orleans, reconoció el lunes que antes del encuentro, que se disputó el domingo, habló con los compañeros del equipo de la Conferencia Oeste para decirles que tenía interés en ganarlo.

“Le dije a los compañeros que me gustaría ganarlo por todos los seguidores de los Pelicans”, admitió Davis, que anotó 52 puntos, nueva marca en la historia del evento. “Creo que tuve todo el apoyo del equipo y por eso fue posible la marca y el conseguir el premio”.


Davis batió la marca de Wilt Chamberlain de 42 puntos conseguidos en el Juego de las Estrellas de 1962 y se convirtió en el primero en ganar el premio de JMV ante sus seguidores, desde que Kobe Bryant lo hizo en 2011 en Los Ángeles.

“Fue increíble”, declaró Davis en varios programas de radio y televisión a los que asistió. “Esto es todo lo que quería hacer, lograr el JMV para esta afición, para esta ciudad. Esto significa mucho para mí”.

El partido fue ganado 192-182 por el equipo de la Conferencia Oeste, y en el mismo también destacaron el alero Kevin Durant, de los Warriors de Golden State, que consiguió un triple doble de 21 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias.

Mientras que el pívot Marc Gasol, de los Grizzlies de Memphis, el único representante del baloncesto español que hubo en el partido, también brilló con una actuación que le permitió conseguir doble-doble de 10 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias.


Davis también recibió la buena noticia de contar a partir del jueves, que es cuando se reanuda la competición de la temporada regular, con el pívot DeMarcus Cousins, que el domingo fue traspasado por los Kings de Sacramento a los Pelicans.

“Estoy feliz de tener como nuevo compañero a Boogie (Cousins) es otra de las buenas noticias que recibí la pasada noche para completar una semana de ensueño”, destacó Davis, que dijo no habrá ningún problema a la hora de jugar al lado del polémico pívot que ahora tendrá de compañero.

Ambos equipos hicieron el lunes oficial el traspaso de Cousins, de 26 años, a los Pelicans junto con el alero israelí Omri Casspi, mientras que el equipo californiano recibirá al escolta novato Buddy Hield, al escolta-alero Tyreke Evans, que vuelve por segunda vez a Sacramento, donde inicio su carrera profesional, al también escolta Langston Galloway, una primera y segunda selecciones en el sorteo universitario del 2017.

El sorpresivo traspaso se dio en parte por el gran interés que el dueño de los Kings, Vivek Ranadivel, tiene hacia Hield, el novato al que considera que puede ser el futuro Stephen Curry.


La llegada de los tres nuevos jugadores a los Kings ha forzado al equipo de Sacramento a dar de baja al alero Matt Barnes para que pueda haber espacio en la plantilla.

Mientras que los Pelicans están convencidos que Cousins, al que le queda un año más de contrato para luego convertirse en agente libre en el 2018, va sentirse bien con su nueva franquicia y podrían ofrecerle una renovación por cinco años y $179 millones.

Cousins, que tiene promedios de 27,8 puntos y 10,6 rebotes en lo que va de temporada, será el complemento perfecto en el juego interior con Davis.

La formación del nuevo dúo de estrellas puede permitir a los Pelicans luchar por conseguir un puesto entre los ocho mejores de la Conferencia Oeste que les de el derecho a estar en la fase final.

Los Pelicans ahora ocupan el undécimo puesto con marca de 23-34, pero a sólo dos juegos y medio del octavo puesto que lo tienen los Nuggets de Denver (25-31).

  Comentarios