NBA

El Heat, ¿Cultura o Versatilidad?

El centro del Heat Kelly Olynyk posa el Día de la Prensa en American Airlines Arena.
El centro del Heat Kelly Olynyk posa el Día de la Prensa en American Airlines Arena. dsantiago@miamiherald.com

El Heat se ha empeñado en promover la palabra “Cultura”, como símbolo de su filosofía de trabajo duro, de sacrificio, de esfuerzo, de entrega, de hermandad y de nunca rendirse.

Todo ello está muy bien y en verdad lo pone en práctica. Sin embargo con el vocablo que en estos momentos más se identifica es el de “Versatilidad”.


Si bien Miami tiene un equipo joven y atlético, no es menos cierto que cuenta con varios jugadores capaces de jugar varias posiciones, lo cual le da al entrenador muchas opciones tanto par hacer las rotaciones como para cambiar la dinámica dentro del propio juego.

"Tener un conjunto de habilidades ofensivas es todo lo que esperábamos y estamos abiertos a cualquier otra cosa que pueda suceder", dijo el entrenador del Heat Erik Spoelstra. “Es fácil jugar con alguien cuando es desinteresado, cuando quieren hacer el juego más fácil, cuando quiere hacer las jugadas correctas de basquetbol”.

Vemos como el armador Goran Dragic puede desdoblarse perfectamente y jugar de escolta o de delantero pequeño, mientras el escolta Dion Waiters además de delantero puede jugar de armador.


Lo mismo podemos decir de los defensas Tyler Johnson, Josh Richardson, Rodney McGruder, ahora lesionado, y hasta de Wayne Ellington.

Tampoco es extraño ver al delantero Justise Winslow bajar el balón como un armador o plantarse bajo el aro como un centro. Lo mismo James Johnson a pesar de que este es aún más alto.

Pero el colmo es el pívot Kelly Olynyk, que igualmente tiene habilidad para manejar la pelota, hacer jugadas y lanzar triples por lo que Spoelstra piensa alinearlo como delantero de poder.

Como se puede apreciar el núcleo importante del Heat puede desarrollar varias funciones y eso bien pudiera marcar la diferencia tanto en defensa como en ataque.

 

Los analistas que sitúan a Miami clasificando a duras penas a la postemporada al parecer no han tenido muy en cuenta estos aspectos en los que se apoyan los entrenadores del equipo para afirmar que esperan darle continuidad al 30-11 con que terminaron la pasada campaña.

Los jugadores aprecian que los entrenadores les permitan desarrollar sus propias jugadas si demuestran que son capaces de tener éxito. Ya lo hizo James Johnson el año pasado y seguro lo hará Olynik en este.

“Kelly puede meterse en cualquier equipo y su ofensiva se ve mejor con él en la cancha", comentó Spo. “Tiene una forma excelente. Se está moviendo muy bien en ambos extremos de la cancha. Tiene rapidez y es lo suficientemente atlético”.

ESPN ubica al Heat como séptimo en el Este y 18 en el general con un récord proyectado de 43-39, pero si la campaña pasada sin Winslow, ni Olynik, ni Bam Adebayo terminaron a todo tren con 41-41 , en esta temporada, su número 30 en la NBA, las expectativas han aumentado y bien pudieran quedarse cerca de 51-31 y con ello ascender a los primeros puestos.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios