NBA

El Heat necesita pisadas firmes ahora para evitar caer en un hueco del que no pueda salir

El centro del Heat Hassan Whiteside (izq.) conduce la pelota ante la defensa de Amir Johnson, de Filadelfia, en el partido efectuado el 12 de noviembre de 2018 en Miami.
El centro del Heat Hassan Whiteside (izq.) conduce la pelota ante la defensa de Amir Johnson, de Filadelfia, en el partido efectuado el 12 de noviembre de 2018 en Miami. pfarrell@miamiherald.com

El Heat estuvo detrás en el juego contra los 76ers de Filadelfia durante gran parte de la noche del lunes, pero nunca por mucho.

Durante la mayor parte de la segunda mitad el equipo de Miami se mantuvo pegado en el marcador ante sus rivales de turno y estuvo muy cerca de tomar la iniciativa y cerrar su estadía en casa de cuatro partidos con una nota alta.

Fue un juego cerrado, un juego competitivo, pero lo más importante es que ese encuentro se pudo ganar.

Lamentablemente, el Heat terminó el desafío con Filadelfia de la misma manera que finalizó sus dos juegos anteriores: permitiendo que el oponente cerrara el partido anotando más para conseguir la victoria.

Ahora, Miami ha perdido tres encuentros consecutivos, seis de ocho y está buscando respuestas mientras viaja a Brooklyn para enfrentar este miércoles a los Nets.

“Tenemos que aprender de este dolor’’, expresó el entrenador del Heat Erik Spoelstra. “La experiencia que se saca de este dolor nos puede enseñar mucho. Sé que todos en este vestuario están sintiendo ese dolor. Hemos estado muy cerca de cerrar bien esos juegos y encontraremos la manera de mejorar’’.

El primer paso: encontrar formas de detener a los oponentes en el cuarto parcial. Las derrotas en estos tres últimos juegos mostraron una pobre defensa de Miami que permitió un gran avance ofensivo de sus rivales en los últimos 12 minutos.

Contra los Pacers el viernes, el Heat lideraba por seis puntos con cuatro minutos para el pitazo final y fue superado 16-2 el resto del cuarto. Puntuación final: Indiana 110, Miami 102.

Contra los Wizards el sábado, Miami iba delante por dos al inicio del último cuarto antes de que la defensa cediera un par de corridas muy costosas: una de 9-1 en los primeros dos minutos del parcial y otra de 17-2 en el cierre del partido. Puntuación final: Washington 116, Miami 110.

Y contra los 76ers el lunes, el Heat recortó su déficit a solo cuatro puntos 111-107 con un triple de Wayne Ellington cuando restaban 4:49 por jugar antes de que Filadelfia hiciera una corrida de 13-3. Puntuación final: Filadelfia 124, Miami 114.


El Heat ha sido superado por 20 puntos en el cuarto parcial en los últimos cuatro juegos.

“No deberíamos haber llegado a este punto”, expresó Josh Richardson.

Y aunque aún es temprano en la temporada, el equipo de Miami necesita buscar respuestas a sus fallos en estos últimos encuentros juegos para evitar caer en un hueco del que no puedan salir al final de la campaña.

“Todos somos conscientes de ello, de que necesitamos con urgencia revertir eso”, comentó Ellington.

“Tenemos que mejorar, mirarnos unos y otros en el espejo y salir a cumplir. Tenemos los hombres para hacer ese cambio’’.

¿Cómo se arregla?


Con esfuerzo mental, físico, espiritual y mucha tenacidad’’, aseguró Richardson. “Tenemos que resolver esto”.

El Heat, que se enorgullece de la cohesión como equipo, ha estado jugando con una lista incompleta durante toda la temporada. James Johnson y Dion Waiters aún no han visto acción por lesiones. Dwyane Wade se ha perdido los últimos cuatro juegos y se perderá al menos tres más mientras pasa tiempo con su esposa Gabrielle Union y su hija recién nacida.

El armador Goran Dragic estuvo ausente un par de partidos y se vio lento en su regreso el sábado ante los Wizards. Contra Filadelfia mejoró y anotó 24 puntos.

Por ahora, el Heat tiene un enfoque: obtener un triunfo el miércoles contra los Nets y continuar contra los Pacers el viernes.

“Vamos a intentar obtener esas dos victorias en la carretera y seguir moviéndonos en esa dirección’’, señaló Whiteside. “Creo que de eso se trata’’.

  Comentarios