NBA

La presencia de LeBron en Miami no deja de ser un gran acontecimiento

El astro de los Lakers LeBron James (izq.) lleva al pelota ante la marca de Josh Richardson, del Heat, en el primer cuarto del partido celebrado el domingo 18 de noviembre de 2018 en Miami.
El astro de los Lakers LeBron James (izq.) lleva al pelota ante la marca de Josh Richardson, del Heat, en el primer cuarto del partido celebrado el domingo 18 de noviembre de 2018 en Miami. dsantiago@miamiherald.com

Guste o no, la presencia de LeBron James en Miami genera una enorme expectativa, tanto a nivel local como a nivel nacional.

Con el Heat consiguió sus primeros dos anillos y llegó a cuatro finales de la NBA de forma consecutiva cuando formó el llamado “Big Three” con Dwyane Wade y Chris Bosh.

Este domingo entró por la puerta grande del American Airlines Arena rodeado de una nube de fotógrafos respirando la atmosfera de un edificio que un día fue su casa y donde fue aclamado una noche sí y otra también.

“Él es atemporal. Me tiro a ver sus juegos de vez en cuando”, comentó el entrenador del Heat Erik Spoelstra. “No importa el uniforme, el año, o la edad. La consistencia es más que un talento físico o mental. Él es un cinco estrellas en todo”.

Sin duda alguna, el solo entrar en el AAA a LeBron le produce una mezcla de sensaciones tan fuertes, que le ha impedido ganar en Miami durante sus cuatro años con los Cavaliers.

“Siempre me trae recuerdos cuando vas a un lugar donde has tenido algún éxito”, dijo James. “Honestamente, me parece que hace mucho tiempo que jugué allí”.

Esta vez hizo su primera entrada como miembro de los Lakers, con los que espera conseguir su primera victoria ante el Heat fuera de casa desde que se marchó de la Capital del Sol.

“LeBron espera ser el domingo el mejor jugador en la cancha”, indicó su entrenador Luke Walton.

El equipo de Los Angeles tiene todas las papeletas para llevarse el triunfo, pero el quinteto de Miami, a pesar de no poder contar con Gran Dragic (lesión), tiene una motivación extra y con eso pudiera propinarle a LeBron su octava derrota consecutiva en esta cancha tan especial para él, donde seguramente algún día colgará su camiseta con el número “6”.

Otra que tendrá colgada su camiseta es su amigo Wade, pero no habrá una reunión con él, ya que la leyenda del Heat está de baja por paternidad. De este modo quedará para los récords que la última vez en se enfrentaron en Miami fue en la pasada temporada, cuando Dwyane le regaló un tapón para la historia.


LeBron a su llegada prometió hasta seis anillos, pero en su cuarto año se fue por la puerta de atrás, produciendo un profundo malestar tanto en la dirigencia del equipo como en un sinnúmero de aficionados, quienes aún no se le perdonan. Otros sí, que se muestran agradecidos por las memorias.

Atrás quedó ese 8 de julio del 2010 en que LeBron anunció su “Decisión” en en televisión nacional: “En este otoño, llevaré mis talentos a South Beach y me uniré al Miami Heat”.

Más tarde, en el 2014, James compensaría a Cleveland regresando a los Cavaliers y conquistando en el 2016 su tercer título y el primero de la ciudad en 52 años.

A pesar de los títulos conquistados, resulta curioso que ni en Miami ni en Cleveland sea tan adorado y califican como traición cada uno de sus abandonos.


Los Lakers (8-7) y Heat (6-9) buscan mejorar en un mal comienzo de temporada, aunque el equipo de Los Angeles, pese a caer este viernes en Orlando, viene jugando mejor.

Miami, sin Wade, está teniendo un momento difícil esta temporada, pero eso no indica que en el cualquier momento pueda remontar, principalmente cuando todos se reincorporen.

LeBron espera regresar la gloria perdida a los Lakers, pero el tiempo se le acaba y el equipo de Los Angeles aún no está listo para ganar ni siquiera el Oeste, donde además de los Warriors y los Rockets hay otros quintetos que están jugando mejor.

De momento volver a disfrutar del espectáculo del mejor jugador de la NBA en los últimos años es todo un privilegio por el que vale pagar el precio de la entrada.

Siga a Pedro González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios