NBA

El Heat recibe a los Hornets con dos de sus mejores jugadores en duda

El escolta del Heat Dwyane Wade (3) lleva el balón marcado por el defensa de los Bucks Eric Bledsoe (6) este viernes en el American Airlines Arena.
El escolta del Heat Dwyane Wade (3) lleva el balón marcado por el defensa de los Bucks Eric Bledsoe (6) este viernes en el American Airlines Arena. adiaz@miamiherald.com

Todo hace indicar que si el Heat clasifica para los playoffs su viaje va a ser muy corto, después de las abultadas derrotas ante los Raptors y los Bucks esta semana en el American Airlines Arena.

Claro que en el almanaque estos dos partidos ante el primero y el segundo lugar del Este se daban por perdidos, pero se espera algo más de resistencia.

Si bien ante Toronto le cayó una lluvia de 21 triples, el viernes fue más duro porque el equipo de Miami, apoyándose en una gran defensa, le estaba ganado a Milwaukee por 20 puntos al final de la primera mitad y finalmente cayó 113-98, tras una miserable segunda parte (71-36).


Tal vez no sería tan doloroso si de esto sacaran una buena lección. El Heat juega bien solo cuando los tiros comienzan a entrar y las cosas le van bien, pero se viene abajo cuando falla y el otro equipo se le viene encima.

“Sus canastas nos desinflaron. Tenemos que encontrar formas de luchar contra eso, es algo con lo que hemos estado lidiando todo el año”, dijo Winslow, el mejor del Heat con 20 puntos. “Tenemos que, no subir y bajar demasiado y encontrar formas cuando las cosas no van a nuestro modo. No queremos ser ese equipo que muestra emoción y juega duro solo cuando las cosas van bien”.

Igualmente el entrenador de Miami Erik Spoelstra tiene que aprender a controlar sus emociones. El vienes sacó a Dion Waiters y metió a Rodney McGruder cuando el equipo se desajustó y permitió dos triples. Cuando un sistema comienza a fallar se aprietan los tornillos y se ajusta; cuando sacas una buena pieza por otra defectuosa, el sistema se rompe.


Dwyane Wade le quedaban 15 juegos para hacer 20 tapones y alcanzar a Michel Jordan. El viernes no lo consiguió y además se golpeó la cadera en una de sus entradas al aro. Sin embargo, lo que más le dolió fue la derrota.

“Muchos de los jugadores de la liga tienen que aprender eso”, comentó D-Wade. “Eso viene con solo experiencia, por supuesto. Viene de estar en grandes momentos”.

Pero eso es historia y el quinteto de la Capital del Sol, aún en el 8vo puesto, tiene este domingo (1 p.m. TV: SUN y Radio 710 AM) una de sus más importantes citas al enfrentar a los Hornets (9no) en el American Airlines Arena.

Para este importante encuentro dominical ante Charlotte están en duda tanto Wade (cadera) como Winslow (muslo). De no jugar serían dos bajas sensibles y una importante ventaja para los peligrosos Hornets. El Heat necesita esta victoria como agua de mayo.

El juego abre un back-to-back que concluye el lunes en la ciudad de Oklahoma.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios