NBA

¿Hace bien el Heat reteniendo a Hassan Whiteside o debería cambiarlo?

El centro del Heat Hassan Whiteside (21) clava el balón ante los Celtics el 3 de abril  de 2019 en el American Airlines Arena, de Miami.
El centro del Heat Hassan Whiteside (21) clava el balón ante los Celtics el 3 de abril de 2019 en el American Airlines Arena, de Miami. ctrainor@miamiherald.com

Con la eliminación del Heat de los playoffs los rumores de cambio en torno a la figura de Hassan Whiteside vuelven a salir a la palestra, pero no está muy claro que el presidente Pat Riley esté por la labor de realizar un traspaso este verano.

Tres razones parecen ganar peso a favor del intercambio, a pesar de ser un buen centro y tener uno de los mejores números en puntos, rebotes y tapones.

La primera es su salario de $27,093,018 millones que solo es reservado para una superestrella y él no lo es. Una cantidad que ha dejado al equipo de Miami sin margen de maniobra para contratar dos buenos jugadores o traer un atleta estelar.

En la agencia libre están hombres, algunos por voluntad propia, de la talla de Kevin Durant, Kawhi Leonard, Kyrie Irving, Kemba Walker, Klay Thompson, Kristaps Porzingis y Jimmy Butler, entre otros.

La segunda es la enquistada relación con el entrenador Erik Spoelstra, a pesar de que esta temporada su comportamiento ha sido ejemplar. El entrenador no confía en él en los momentos claves y lo ha relegado al banco.

Whiteside fue esta temporada el quinto mejor anotador del Heat con 12.3 puntos por juego, el primero en rebotes 11.3 y el mejor taponero con 1.9 bloqueos y ESPN le sitúa con la eficiencia (PER de 23.52), la más alta del equipo.

La tercera es que el Heat ha conseguido un centro decente en Bam Adebayo, que igualmente es atlético, incluso más rápido, con más energía, con más entusiasmo y entrega; pero sobre todo mucho más barato.

Adebayo ha ido creciendo y sus cualidades le han ganado a los números de Whiteside, al menos a los ojos de Spoelstra. El centro promedió 8.9 puntos, 7.3 rebotes y 0.8 tapones y un PER de 17.90.

Tal vez no a los de Riley, quien es un amante del basquetbol de los hombres grandes y que espera mediar en el asunto para convertir a Whiteside en un jugador más útil para el equipo, incluso barajando la posibilidad de alinearlos juntos.

Whiteside es una potencia y el Heat es mejor con él que con Adebayo. Pese de su aparente apatía y despistes el equipo tiene mejores números con él en la cancha y con sus 28 años todavía puede dar unas buenas temporadas.


Otra cosa es que por él se consiga un buen intercambio utilizando su salario para traer a una superestrella. Si se consigue, el equipo de Miami no debería pensárselo dos veces.

El quinteto de la Capital de Sol necesita un jugador estrella que anote de modo consistente por encima de los 20 puntos.

Ni Josh Richardson, ni Dion Waiters y mucho menos Justise Winslow llegan a esas cifras y habría que ver si Goran Dragic a sus 32 años se recupera y vuelve a ser el de la temporada 2017-2018. Cualquiera de ellos podría ser sacrificado para traer a un mejor jugador.


Por la parte alta Adebayo debería aumentar su producción y valorar si Kelly Olynyk o James Johnson pueden aportar lo que el equipo necesita, de lo contrario no hay que seguir pagándole sus altos salarios y buscar un cambio beneficioso para el equipo.

Entre los dos debería quedarse con Olynyk que, con sus 7.0 pies en caso de que salga Whiteside, puede hacer de centro, además de tener mejores números.

Del draft no se espera demasiado al menos este año, a no ser que llegue un golpe de suerte y lo coloque entre los primeros a elegir, por lo que la agencia libre vuelve a ser su mejor mercado.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios