NBA

Los Lakers están pensando cambiar a LeBron y podría venir a Miami

Miami Heat rinde tributo a Dwyane Wade (INGLÉS)

Los Miami Heat rindieron tributo a Dwyane Wade antes de su último partido como local en el AmericanAirlines Area, contra los Philadelphia 76ers, el 9 de abril de 2019.
Up Next
Los Miami Heat rindieron tributo a Dwyane Wade antes de su último partido como local en el AmericanAirlines Area, contra los Philadelphia 76ers, el 9 de abril de 2019.

Al mismo tiempo que avanzan los playoffs de la NBA, cada vez son más fuertes los rumores que señalan que los Lakers están pensando en cambiar a LeBron James.

Se comenta que le han dicho a la dueña del equipo de Los Angeles, Jeanie Buss, que lo mejor es cambiar a James, y aunque se puede sospechar de algunos argumentos, la verdad es que aún no se sabe bien por qué.

El rumor ha cobrado fuerza después de que los Lakers rompieran este miércoles las negociaciones con Ty Lue para que fuera el próximo entrenador del equipo y se reuniera de nuevo con LeBron, al que ya dirigió en su etapa en los Cavaliers entre 2016 y 2018, que incluyó un título de la NBA en el 2016.

Este mismo miércoles, el reconocido comentarista de ESPN, Stephen A. Smith expresó públicamente en el programa “SportsCenter” que existe la posibilidad de que Buss cambie a King James.

“Nada está fuera de límites en este momento. No sabemos qué diablos está pasando en Los Angeles”, dijo Smith. “Hay gente muy cercana a Jeanie Buss implorándole que cambie a LeBron James. Él no tiene una cláusula de no intercambio, y ahora no le has dado el entrenador que quería”.

Si bien LeBron es tal vez el mejor jugador de la NBA en la actualidad, si bien vende como nadie, lo cierto es que es un tipo tóxico y con él el mítico quinteto de LA se ha convertido en el hazmerreír de la liga.

Pero no es la primera vez que el intercambio de LeBron está sobre la mesa en Los Angeles y no es ningún disparate, aunque en la práctica sea inimaginable, el hecho que se mencione ya es algo.

El tema salió a la luz por primera vez en marzo cuando el comentarista Jeff Van Gundy planteó en ABC, durante la trasmisión de juego entre los Lakers y los Celtics, la posibilidad de que James sea intercambiado.


“Tienen que reconstruir esta lista”, comentó Van Gundy. “Podría ser un intercambio por un Anthony Davis o creo que necesitan explorar el intercambio de LeBron para obtener todo lo que puedan. Hay que poner todo sobre la mesa”.

Van Gundy no estaba mal encaminado y nada dice que no sea posible; ya se sabe que cuando el río suena, agua trae.

ic Bucher, de Bleacher Report, describió cómo la demanda ahora no es tan alta y que un propietario de la Conferencia Oeste le dijo que por James solo daría más de una selección de primera ronda.

En su artículo Bucher señaló que la posibilidad de que LeBron fuera intercambiado fue tratada con anterioridad al comentario de Van Gundy, cuando los rumores envolvieron al equipo en la fecha límite de intercambios en febrero.


Fue cuando la propietaria del equipo pensó en terminar la relación entre los Lakers y el agente de James, Rich Paul, a quien se le atribuye la filtración del posible trueque de varios jugadores jóvenes por el delantero de los Pelicans Anthony Davis. Por lo que la idea de sacar a LeBron al menos pasó por su mente.

También se vio que James tampoco estaba demasiado satisfecho por su labor. Su lenguaje corporal, su mínimo esfuerzo y, en ocasiones, su falta de voluntad para defender sembró la duda en la franquicia, sin contar con la falta de empatía con el vestuario.

A pesar de ser una leyenda, King James en los Lakers no tenía ninguna química con el núcleo de jóvenes, estaba muy solo y la temporada fue un rotundo fracaso, entre otras cosas, porque él no estaba totalmente comprometido, llegándose incluso a escuchar cánticos en su contra en el Staples Center.


No, no es ninguna locura que los Lakers lo cambien y Pat Riley, que está vacacionando muy cerca, tiene excelentes relaciones con los propietarios de los Lakers por lo que muy bien pudiera pescar en este río revuelto de los Angeles, sin proyecto, sin presidente y sin entrenador.

Bastaría mandar a LA a Hassan Whiteside y Justise Winslow para compensar los $37 millones que cobrará la próxima temporada y rescataría a LeBron.

Si fuera Riley ¿Lo haría usted?

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.

  Comentarios