NBA

La salida de un joven jugador le abre la puerta a un veterano del Heat

Riley: “Not a new culture, but to tightening the screws on a culture that sometimes erodes just a little bit.”

Miami Heat President Pat Riley talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Saturday April 13, 2019 in Miami.
Up Next
Miami Heat President Pat Riley talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Saturday April 13, 2019 in Miami.

Este lunes el Heat anunció que no le iba a garantizar el contrato a Yante Maten para la próxima temporada, con lo que deja en libertad al delantero para que busque otro equipo.

Maten jugó la temporada pasada con el equipo de Miami con un contrato de dos vías, aunque apenas apareció en dos partidos, promediando dos puntos y tres rebotes. Con los Sioux Falls Skyforce, la filial de la Liga de Desarrollo del Heat, el delantero participó en 30 juegos y promedió 23.5 puntos y 9.7 rebotes.

Todo indica que los próximos en garantizar su contrato antes de este jueves serán Derrick Jones Jr. y Kendrick Nunn, tras su destacada actuación en la Liga de Verano, y con ello llegarán a 13 jugadores.

La renuncia de Maten fue algo sorpresiva dado el ascenso del jugador, ya empapado en la cultura del Heat con un posible salario de $1.4 millones, lo cual mantendría al equipo por cerca del límite del impuesto de lujo de $132.6 millones.

Al parecer el puesto 14 el Heat se lo tiene reservado al veterano Udonis Haslem, quien ha coqueteado con el retiro, pero teniendo en cuenta la imagen asociada a su mensaje en Instagram, donde se le ve trabajando en el gimnasio, parece que se está inclinando hacia un regreso.

Haslem quiere terminar su trabajo de dejar en buenas manos el fuego sagrado y solo espera que su cuerpo le acompañe. El Heat le ofrecería un contrato mínimo de veterano ($2.6 millones), aunque con $135 millones Miami ya sobrepasa el límite del impuesto de lujo, pero no el techo máximo de $138.9 millones permitido por la NBA.

Si bien Pat Riley no se rinde en su empeño de conseguir otra estrella para ayudar a Jimmy Butler a llegar a lo más alto, lo cierto es que cada vez está más cerca de cerrar su lista para la temporada 2019-20.


El jueves es la fecha límite para que el Heat le garantice el contrato de $1.6 millones a Jones Jr. y a Nunn, que pasaría a ganar $150,000 con un contrato parcialmente garantizado.

Sería la tercera temporada para Jones Jr. en la NBA. La pasada con el Heat promedió 7.0 puntos y 4.0 rebotes en 60 juegos, pero su buena defensa, sus rebotes y sus espectaculares clavadas le han ayudado a hacerse un hueco en la rotación.

Se espera que este año, si las lesiones le respetan, juegue más de los 60 encuentros de la pasada campaña como suplente de Jimmy Butler en la posición de delantero pequeño. Tan es así que Riley se negó a enviarlo a Dallas en el intercambio por Butler.


Nunn brilló en la Liga de Verano donde promedió 21.0 puntos, 6.3 asistencias y 5.0 rebotes en cuatro juegos, junto al novato Tyler Herro y Duncan Robinson, a quien ya se le garantizó su contrato de $1.4 millones, después de tener, al igual que Maten, un contrato de dos vías la pasada temporada en Miami.

El equipo quedaría con los armadores: Justise Winslow, Goran Dragic y Nunn; escoltas: Dion Waiters, Herro y KZ Okpala; delanteros: Butler, Jones y Robinson; delanteros de poder: Kelly Olynyk, James Johnson; centros: Ban Adebayo, Mayers Leonard, y posiblemente Udonis Haslem.

Los nuevos jugadores que optan por dos contratos de dos vías son Kyle Alexander, Jeremiah Martin y Chris Silva.

Ahora mismo el Heat tiene 11 jugadores, a falta de lo que se decida hasta el jueves y de un posible intercambio de última hora. Y este sería el equipo con el que el Heat pretende asaltar la NBA en la temporada 2019-2020.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios