NBA

El escolta del Heat Dion Waiters sufre un duro golpe

Después de su soberbia actuación en el segundo partido de la pretemporada ante los Hornets, el escolta del Heat Dion Waiters tuvo que ausentarse de los entrenamientos por cuestiones personales.

Este lunes regresó en la tarde después de perderse su tercera práctica consecutiva y aunque el entrenador de Miami Erik Spoelstra dio opciones de que iba a jugar contra los Hawks, finalmente ha preferido reservarle.

“Dion ha vuelto, ahora está entrenando aunque él no va a jugar ante Atlanta”, dijo Spoelstra. “Esperemos que esté listo para el próximo juego”.

La buena noticia es que sí estuvieron disponibles James Johnson y Kelly Olynyk para su primer encuentro de pretemporada, aunque seguramente tendrían pocos minutos cuando jueguen su primer partido.

Johnson se perdió los primeros 15 días recuperando su acondicionamiento físico y Olynyk, quien también ha estado fuera todo este tiempo recuperándose de un hematoma en un hueso de la rodilla tras golpearse este verano en un entrenamiento con la selección de Canadá.

“Todos los que hablamos el lunes en la mañana están disponibles, menos Kelly Olynyk y James Johnson”, comentó Spoelstra. “JJ tiene habilidades únicas, pero solo cuando está en su mejor versión. Ayuda a otros jugadores, consigue tiros, desmarques en ocasiones porque tiene la versatilidad y la habilidad para compartir el balón”.

La baja de Waiters en principio es un pequeño paso atrás en su proceso de acondicionamiento como jugador de clase mundial, aunque se especula que lo ha aprovechado para rebajar algo de peso, como es el deseo de su entrenador, después de haberse quitado 15 libras este verano.

En los tres juegos de esta pretemporada el escolta está promediando 13.0 puntos y 4.0 asistencias por juego, disparando para un 50 por ciento desde el campo(62.5% en triples).

“Me encantaría que tuviera ese tipo de menú, muchos ataques, muchas cosas en la pintura y en los tiros de tres. Está jugando con las fortalezas de Dion Waiters”, indicó Spo. “Así que me gusta la idea de que haga las dos cosas y que aproveche sus puntos fuertes”.


Pero esto solo le ha garantizado por ahora un puesto de reserva. Waiters quiere ser titular y hará todo lo posible por conseguirlo y que este sea su año tras perderse los dos anteriores por un problema en el tobillo, que le hizo perder su forma física y su buen juego.

Waiters quiere ser titular y hará todo lo posible por conseguirlo y que este sea su año tras perderse los dos anteriores por un problema en el tobillo, que le hizo perder su forma física y su buen juego.

El escolta en sus tres accidentadas temporadas con el Heat promedia 14 puntos, 2.9 rebotes y 3.6 asistencias por juego, destacando por su buen disparo de tres puntos (36.5%).


El 23 de octubre comienza la temporada y Waiters tiene ahora un partido menos para convencer a Spoelstra de que él debe ser el titular, con Tyler Herro tirando la puerta abajo y Justise Winslow discutiéndole el puesto de armador a Goran Dragic.

Dion tiene un ego más grande que su juego, pero está motivado, busca consolidarse en la cultura del Heat y por fin triunfar, añadiendo otro elemento de interés a esta intrigante temporada del equipo de Miami.

El no jugar el lunes contra Atlanta sin duda alguna es un duro golpe en sus aspiraciones de ser titular, sobre todo viendo como Herro sale en ese puesto por segunda noche consecutiva.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios