Cuba

Cuba niega la entrada a artista cubanoamericana. ‘Se ha convertido en una triste rutina’

La artista y académica cubanoamericana Coco Fusco no pudo pasar del Aeropuerto de La Habana luego de que las autoridades cubanas le negaran la entrada sin dar explicaciones.
La artista y académica cubanoamericana Coco Fusco no pudo pasar del Aeropuerto de La Habana luego de que las autoridades cubanas le negaran la entrada sin dar explicaciones. Cortesía

El gobierno cubano negó una vez más la entrada a la isla a la artista y profesora cubanoamericana Coco Fusco, que este 10 de abril no pudo pasar de la zona de inmigración del Aeropuerto José Martí en La Habana.

Fusco se proponía asistir a la 13 Bienal de La Habana, que comienza el 12 de abril, cuando fue detenida por los funcionarios de seguridad del aeropuerto, que no le dieron “una razón para la inminente expulsión”, comunicó la artista en un email a medios de prensa.

“No soy la primera intelectual con vínculos cercanos con Cuba que ha sido castigada por expresar mi punto de vista y abogar por más libertad de expresión. Esto se ha convertido en una triste rutina”, dijo la artista.

A Fusco, profesora de la Universidad de la Florida, tampoco se le permitió entrar a Cuba en mayo del año pasado, cuando viajó para asistir a la #00Bienal, un evento alternativo organizado por artistas que se han convertido en azote del censor Decreto 349.

Carta Abierta en nombre de artistas cubanos e internacionales en relación con el decreto 349/2018 - "Queremos un diálogo entre los profesionales del arte y el gobierno y una reconsideración de esta medida".

En mayo también se le impidió la entrada al artista y curador de Miami Gean Moreno, a quien mantuvieron detenido en el aeropuerto durante 10 horas, para luego obligarlo a regresar a Estados Unidos.

Fusco, nacida en Estados Unidos de padres cubanos, viajaba a la isla con frecuencia desde hacía 34 años, hasta que en el 2017, en el mismo aeropuerto, las autoridades le preguntaron si tenía intenciones de visitar a Tania Bruguera, una artista de proyección internacional, que sin dejar de residir en la isla, crítica abiertamente al gobierno cubano.

Fusco calificó el presente veto de entrada a Cuba como una represalia por sus escritos sobre la política cultural en la isla y su apoyo sostenido a los artistas que condenan el Decreto 349, un instrumento para legalizar la censura y coartar la actividad creadora de los artistas que no trabajan al amparo del Estado.

El jueves pasado, Luis Manuel Otero Alcántara, que ha liderado el movimiento de condena al Decreto 349, fue detenido en la puerta de su casa e interrogado durante varias horas en la estación de policía de San Miguel del Padrón.

Fusco calificó de “trágica” la persistencia del gobierno cubano en “acosar a los artistas para silenciar un debate crítico sobre la cultura”, al mismo tiempo que las autoridades se proponen hacer creer a quienes visitan el país con motivo de la Bienal, que el único arte que existe en Cuba es el que exhibe el Estado.

Asimismo, señaló las intenciones propagandísticas del gobierno, que espera “una cobertura favorable” de aquellos visitantes que conocen poco de Cuba y que permanecerán en los autobuses de turismo y en “los corrales de arte”.

“Ellos [el gobierno] también cuentan con la complicidad de aquellos artistas cubanos que callan para seguir siendo promovidos por el Estado”, precisó.

En cuanto a los artistas extranjeros que asisten a la bienal, explicó que “racionalizan” su silencio ante la actitud represiva del gobierno cubano justificándolo con un “antiamericanismo chic, típico de intelectuales trotamundos cuyas vidas no han sido afectadas por un aparato de seguridad”.

Criticó a su vez a quienes se escudan en el comentario de que “toda bienal es selectiva”.

“¿Desde cuándo las bienales de otros países arrestan a artistas que abren sus estudios a los visitantes o que celebran eventos paralelos?”, preguntó Fusco, que en la tarde del 10 de abril ya estaba de regreso en Miami.

Cuba se diferencia de otros países en la manera que reprime el activismo cultural y las posturas críticas en contra de lo que dicta el oficialismo, señaló.

La artista cubana Tania Bruguera busca apoyo para fundar un instituto en donde artistas cubanos e internacionales se reúnan para fomentar el arte, el activismo y la alfabetización cívica. El Instituto de Artivismo Hannah Arendt estará ubicado en s

El colectivo de artistas San Isidro, liderado por Otero Alcántara, se propone celebrar la Bienal sin 349, con eventos paralelos a la bienal oficial.

Igualmente Fusco fustigó el interés monetario y propagandístico que se esconde tras el afán oficial de regular el arte.

“La cultura es el único producto de exportación o para lavar su imagen que le queda al gobierno cubano, por lo que si los artistas pudieran determinar el valor de sus obras, el gobierno perdería la última joya de su corona”, dijo.

Por último, calificó de “perturbadora” la indiferencia de muchos en el mundo del arte que no han protestado por la censura y la represión de los artistas en Cuba hasta que han ocurrido arrestos y largas condenas.

“La violencia no es solo la agresión física. La creatividad, la imaginación y la esperanza padecen una muerte lenta en un país donde expresarse y disentir es un delito. Una bienal no detiene ese deterioro”, concluyó.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.
  Comentarios