Cuba

Tras reportajes de el Nuevo Herald, Rubio pide investigar a Odebrecht

La huella de Odebrecht en el sur de la Florida

La constructora brasileña Odebrecht, acusada de orquestar una gran operación de corrupción, no es muy conocida por la mayoría de estadounidenses, pero las obras de su subsidiaria en Miami han moldeado el rostro del sur de la Florida.
Up Next
La constructora brasileña Odebrecht, acusada de orquestar una gran operación de corrupción, no es muy conocida por la mayoría de estadounidenses, pero las obras de su subsidiaria en Miami han moldeado el rostro del sur de la Florida.

El senador republicano de Florida Marco Rubio solicitó el jueves al Departamento de Justicia que investigue si la empresa constructora brasileña Odebrecht S.A. violó los términos de un acuerdo judicial con la justicia estadounidense, en el que admitió sus prácticas corruptas.

En una carta el jueves al Fiscal General William Barr, Rubio citó una serie de investigación del Miami Herald, el Nuevo Herald y McClatchy que detallaba las actividades cuestionables de Odebrecht en Cuba, Venezuela y otros lugares.

Odebrecht admitió haber organizado un esquema de corrupción masiva en diciembre de 2016 y acordó pagar al menos $2.6 mil millones en un acuerdo de corrupción récord con el Departamento de Justicia. A cambio, la empresa debía divulgar información sobre sus actividades en todo el continente americano y las de sus empresas subsidiarias.

“Sin embargo, informes recientes ponen en duda si Odebrecht ha sido completamente transparente con el Departamento de Justicia sobre sus actividades corruptas en América Latina”, escribió Rubio.


Un equipo de 19 medios de comunicación, dirigido por el dirigido por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, revisó documentos secretos de la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la llamada División de los Sobornos. En particular, el Miami Herald, el Nuevo Herald y McClatchy, así como el medio venezolano Armando Info, revisaron documentos en Drousys, un sistema contable secreto, donde aparecieron transacciones que no habían sido reportadas por la compañía.

Los documentos filtrados de la compañía muestran que Odebrecht pagó más en sobornos en Venezuela de lo que admitió anteriormente, al menos $ 142 millones solo entre el 2011 y el 2014. Parte de ese dinero terminó gastándose en bienes raíces en Miami.

La carta de Rubio llamó la atención sobre un reportaje del Herald y McClatchy sobre los pagos irregulares de Odebrecht relacionados con proyectos en Cuba.

Los documentos encontrados muestran un pago extraoficial de $8.4 millones realizado en conexión con la modernización del puerto de Mariel en Cuba.


“Dada la información anterior, insto respetuosamente a su departamento a garantizar el pleno cumplimiento de Odebrecht con el acuerdo de declaración de culpabilidad de 2016 y la ley estadounidense”, dijo el senador.

“La corrupción de los gobiernos... solo solidifica el poder y la autoridad de los regímenes dictatoriales en la región, como en Cuba y Venezuela”, agregó Rubio. “Es fundamental para la estabilidad regional que los acuerdos celebrados con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos se cumplan y se cumplan de buena fe”.

A fines del mes pasado, Odebrecht solicitó una protección por bancarrota en Nueva York, buscando limitar los lugares en los que sus acreedores de todo el mundo pueden buscar reparación. El movimiento está diseñado para ayudar a la compañía a salir de la bancarrota más rápido y sobrevivir a sus muchos escándalos. Los funcionarios del Departamento de Justicia se negaron a comentar sobre cómo esa solicitud afectaría las sanciones impuestas a Odebrecht.

Mientras tanto, los problemas legales continúan aumentando para Odebrecht en el frente internacional. Medios de comunicación en Perú reportaron una nueva presunta trama de corrupción de Odebrecht en ese país, mientras el Banco Interamericano de Desarrollo anunció acciones contra Odebrecht en un acuerdo poco difundido del 4 de septiembre.

En un comunicado de prensa, el banco anunció la exclusión de la Construtora Norberto Odebrecht, una de las principales subsidiarias de esa compañía, en proyectos financiados por esa entidad durante seis años. El banco permitió a otra subsidiaria clave, Odebrecht Engenharia e Construção S.A., continuar participando en licitaciones de proyectos pero bajo un escrutinio minucioso.

La Oficina de Integridad Institucional del banco investigó y descubrió que Odebrecht pagó más de $380,000 en sobornos a funcionarios gubernamentales no identificados en dos proyectos financiados por el banco: la planta hidroeléctrica de Tocoma en Venezuela y un proyecto de rehabilitación de carreteras en el estado brasileño de São Paulo. La investigación también encontró pagos ilícitos o irregulares de $ 118 millones.

Sigue a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios