Cuba

Expertos: el Estado será ‘la mula mayor’, pero Cuba no saldrá de la crisis

El anuncio este martes del gobierno cubano de que creará 77 tiendas en todo el país para vender electrodomésticos en dólares y otras divisas, además de permitir la apertura de cuentas en moneda fuerte en el sistema bancario cubano no sacará al país de la crisis, dijeron varios economistas cubanos.

“No habrá desarrollo económico hasta que no liberen las fuerzas productivas. Lo que necesitan hacer no es convertir al Estado en la mula mayor y quitarle el negocio a los cuentapropistas, sino dar libertad de importación a la gente, que creen sus propias empresas, que tengan sus propias tiendas y que el Estado se dedique a cobrar los impuestos”, dijo Emilio Morales, director de The Havana Consulting Group, basado en Miami.

Para Morales el modelo de negocio anunciado no funcionará porque Cuba conseguirá proveedores para esos productos a los que al final “no les pagará” o lo hará “muy tarde” y los empresarios extranjeros terminarán retirándose de la mesa, indicó.


Morales fue uno de los economistas que llamó la atención sobre el flujo de divisas que está saliendo de Cuba a otros países como Panamá, Haití, Rusia, México y el sur de la Florida. Según sus cálculos más de $2,300 millones se “fugan” cada año del país a zonas francas y áreas más competitivas para comprar productos que luego se revenden en el mercado informal.

Omar Everleny Villanueva, un ex académico de la Universidad de La Habana consideró que las medidas anunciadas son “un paso de avance”.

“Al menos empieza a moverse la carreta. Se dan cuenta del potencial financiero que se les escapaba”, dijo a el Nuevo Herald via correo electrónico. Pérez consideró “super útil” que por primera vez las personas naturales puedan importar sin necesidad de salir del país utilizando empresas estatales.

“Que se pueda pagar con Visa y MasterCard en las tiendas directamente es un avance significativo”, agregó. En Cuba no pueden usarse tarjetas emitidas por bancos estadounidenses debido al embargo.

Pérez dijo que al menos las explicaciones dadas por los ministros y el vicepresidente en el espacio televisivo Mesa Redonda le habían parecido “lógicas” pero que habría que esperar al momento de la implementación para poder valorar el impacto de las nuevas medidas.


Pedro Monreal, autor de numerosos hilos en Twitter para explicar los problemas económicos cubanos, consideró que hay un supuesto que necesita mayor reflexión: “la noción de que la reducción de la fuga de divisas sería efectiva para dinamizar la economía interna, principalmente la industria”.

“Las medidas anunciadas en la Mesa Redonda esencialmente equivalen a un nuevo mecanismo para canalizar ahorro individual en divisas en forma de crédito al sector estatal, a partir de la operación de un mercado en divisas en frontera”, aseveró en Twitter. El economista considera que existen tres “áreas claves” que permitirían la liberación de las fuerzas productivas y sobre las cuales no se ha hecho ningún cambio: devaluación del peso cubano, creación de PYMES privadas, y reforma del modelo agropecuario.

Mauricio De Miranda Parrondo lamentó que las autoridades “no contentos” con tener un mercado segmentado por el uso de dos monedas nacionales, “abrirán un nuevo tercer segmento” en una tercera moneda, lo que aleja las esperanzas de una unificación monetaria que sanee la economía.

“No puedo negar que me causó impresión ver a la ministra de Finanzas hablando de los precios de los splits y de los televisores con accesorios”, escribió De Miranda en su blog. “En mi opinión, el Estado no debería ocuparse de la microgestión, para ello deberían estimular el emprendimiento de los diversos actores económicos que pueden surgir en condiciones institucionales adecuadas para el fomento de la actividad empresarial”, agregó.

Para De Miranda el Estado ha decidido reforzar su capacidad monopólica y competir con los cuentapropistas con aranceles y preferencias que estos no tienen. De Mirando deja entender que hay demasiados CUC en circulación y que el Estado no tiene respaldo en divisas para todos esos CUC y, por ende, no podría convertir todos esos CUC en divisas como está supuestamente obligado.

“A pesar de la insistencia en que son medidas orientadas a beneficiar a la población, vale la pena preguntar de qué forma puede la población acceder a un mercado en el que solo se venda en dólares si sus salarios son pagados en pesos y la cuantía de los mismos difícilmente alcanzaría para acercarse a dichos mercados”, se preguntó.


El economista cree que “el gobierno cubano prefiere seguir apostando a las transferencias unilaterales de recursos desde el exterior y no a la creación de la riqueza nacional mediante el trabajo productivo de la sociedad”.

Por su parte, Elías Amor, residente en España, lamentó que con las nuevas medidas “el régimen castrista” ataque y elimine “todo vestigio de libertad económica”.

“Detestan el enriquecimiento de las personas. Quieren a los cubanos pobres, dependientes de la canasta normada del gobierno y sometidos al poder político comunista. No quieren agentes económicos fuertes en la sociedad civil amparados en el funcionamiento del mercado libre, los derechos de propiedad privada y la libertad de elección”, dijo.

Puedes seguirme en Facebook y Twitter. ¿Sabías que ahora puedes recibir las noticias de Cuba por WhatsApp? Envíanos un mensaje de WhatsApp con la palabra Cuba al +1 305 496 4199 para ser incluido en nuestra lista de difusión.

  Comentarios