NBA

Cómo el fantasma de las lesiones le arruina una tras otra las temporadas al Heat

Spoelstra: “This is a really important summer for Dion Waiters”

Miami Heat head coach Erik Spoelstra talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Friday April 12, 2019 in Miami.
Up Next
Miami Heat head coach Erik Spoelstra talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Friday April 12, 2019 in Miami.

En el deporte las lesiones siempre ocurren y más en la NBA, sin embargo lo del Heat, mas que nada, es ya toda una tradición.

No se concibe una temporada en Miami sin que la enfermería esté repleta y eso golpea fuertemente a un equipo que precisamente no está sobrado de talento.

Tal vez haya que fortalecer ciertas zonas del cuerpo, tener más cuidado y planificar los entrenamientos teniendo en cuenta el desgaste de la anatomía de los jugadores sometidos a un esfuerzo constante . Cierto es que algunas son inevitables, pero no la mayoría.

De qué sirve el trabajo duro si a la hora clave los mejores jugadores no están disponibles año tras año sin que nada se haga al respecto. No es justificación, pero tampoco es para que pase inadvertido.

Las lesiones influyen notablemente en el rendimiento individual y en el desarrollo del equipo, obligando a hacer hasta 27 alineaciones diferentes es esta temporada.

Ya no estará Dwyane Wade, no se sabe si vendrá un buen jugador del draft o la agencia libre, pero al menos dos de sus jugadores no comenzarán la próxima temporada en el dique seco.


Este fue el caso de Dion Waiters y James Johnson, que no tuvieron una gran temporada después de no poder incorporarse a tiempo tras someterse a sendas cirugías. Waiters (tobillo) en invierno y Johnson (hernia) en verano.

Una lesión o cirugía, además de la lesión, trae una pérdida de la forma deportiva y no solo la parte física, sino que el jugador tarda mucho más tiempo en recuperar su juego. Ambos atletas mejoraron al final de temporada, pero ya era demasiado tarde.

Johnson se perdió los primeros 15 juegos y participó en 55, con un promedio de 7.8 puntos y 3.2 rebotes en 21.2 minutos por juego, disparando para un 43.3 por ciento del campo, muy por debajo de la temporada anterior.

“Fue casi todo su estómago. Fue una cirugía muy difícil y fue muy difícil regresar”, dijo el presidente del Heat Pat Riley . “Cuando todo tu juego se basa en tu núcleo, tu ingle y los músculos de tu estómago, una vez que se cortan, es difícil volver “.


Waiters, por su parte, se perdió los primeros 35 encuentros de la temporada y jugó apenas 44 partidos, con un promedio de 12.0 puntos en 25.9 minutos por juego, pero no se le vio bien físicamente.

“La cirugía que tuvo fue extensa. No era solo para arreglar una parte del tobillo”, comentó Riley. “Fue absolutamente algo más que eso. Y le tomó un año”.

Por si fuera poco el armador Goran Dragic, de 32 años, fue operado para limpiar su rodilla a mediados de temporada. Faltó a 31 partidos y jugó tan solo 36, promediando 13.7 puntos, 4.8 asistencias y 3.1 rebotes en 27.5 minutos.

En total los 11 jugadores del Heat (excluyendo a Udonis Haslem, Tyler Johnson y Wayne Ellington) se perdieron 197 desafíos, en su inmensa mayoría por lesiones, que en un equipo normal de 15 equivaldría a 269 partidos no jugados, que si no es récord se acerca. Solo Bam Adebayo jugó los 82 encuentros, seguido de cerca por Kelly Olynyk con 79.


No hay manera de hacer un equipo ganador, si todos los días cambias la rotación. Es imposible establecer automatismos y que los jugadores alcance su mejor nivel.

Tal vez hay que cambiar los entrenamientos y hacerlos menos intensos, tal vez haya que hacer más larga la pretemporada y hacerla de forma individualizada o tal vez haya que profundizar en las revisiones médicas con un plan especifico de fortalecimiento de determinadas zonas para evitar las lesiones.

Uno de los apuntes de Riley y Erik Spoelstra deben estar en este sentido. La meta debe ser reducir las lesiones a la mitad. Ya verán como los resultados llegan.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.


  Comentarios