NBA

¿Debería el Heat despedir a su entrenador después de quedar fuera de los playoffs?

Spoelstra: “This season without question would be the growth of our young players”

Miami Heat head coach Erik Spoelstra talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Friday April 12, 2019 in Miami.
Up Next
Miami Heat head coach Erik Spoelstra talks to the media during the season-ending press conference at the AmericanAirlines Arena on Friday April 12, 2019 in Miami.

Después de que el Heat se quedara fuera de los playoffs, el cambio más solicitado por los aficionados ha sido el del entrenador, tanto que hasta comienza a cansar.

Lo curioso es que esta no es la única vez que piden que despidan a Erik Spoelstra, también en el 2017 y en el 2015, precisamente las tres temporadas en que el equipo de Miami se ha quedado sin playoffs en el último lustro.

Si bien es lícito, no es elegante pedir que alguien pierda su trabajo, sobre todo si no lo merece. No se le debe desear el mal a nadie y menos ser tan malagradecido.

Spoelstra seguramente ha tomado decisiones erróneas y como entrenador en jefe es el máximo responsable de los resultados del equipo, pero eso no quiere decir el problema se resuelva si lo despidiesen.

¿Cree usted que otro entrenador iba a llegar más lejos con ese grupo de jugadores, más la plaga de lesiones?

Spoelstra es uno de los entrenadores más respetados en la NBA y uno de los hombres mejor considerado dentro de la franquicia de Miami. Profundo conocedor del juego, trabajador incansable y con gran ética de trabajo.

En el 2008 Spo fue nombrado como entrenador en jefe del Heat, después de haber trabajado en la organización como coordinador de video y asistente del entrenador Pat Riley. Desde entonces ha impuesto una cultura que es el sello de la casa.


Siempre repite que la identidad del quinteto de la Capital del Sol es la defensa y eso ha dado buenos resultados cuando ha contado con buenos anotadores. Esta temporada no fue el caso.

Si bien merece una fuerte crítica que le haga revisar muchos de sus planteamientos, no tiene porque cargar con toda la culpa. Erik no es el que tira al aro.

Este carro del Heat del 2010 al 2014 tuvo buenas partes, era un Ferrari, con un motor de primera llamado LeBron James. La electricidad corría a cargo de Dwyane Wade, con las ruedas de Chris Bosh y con estos Tres Grandes Spo llevo el carro a cuatro Finales y ganó dos.

Y ahora ¿qué tiene? ¿Cómo va a ganar una carrera de Fórmula Uno con un Lada ruso?

Alguien puede decir quién es el motor, quién pone la electricidad y quién las ruedas. No me dirán que Justise Winslow, Josh Richardson y Bam Adebayo.


Que nadie se engañe. Este Heat es un equipo mediocre. Su ofensiva es mala en todos los aspectos, incluso en los tiros libres. Le cuesta un mundo entrar al aro y su puntería es pésima desde todas las distancias.

Spoelstra no tiene la culpa de tener la plantilla que tiene; a la que hace jugar y competir. Lo que pasa es que en esta NBA si no tienes talento no hay nada que hacer, sobre todo si no cuentas con ese hombre que te gana juegos solo, como en su día lo hizo Dwyane Wade, que bastante trabajó en su despedida.

Revise los cuatro primeros del Este: Bucks, Raptors, Sixers y Celtics y verá que tienen quintetos repletos de talento. Y ahora diga el nombre de sus cuatro entrenadores.

Está claro que a pesar de ser el segundo coach más longevo de los actuales entrenadores, Spoelstra no está entre los tres mejores, pero de ahí a despedirlo va un mundo.


Seguramente con todos sus hombres saludables el Heat hubiera clasificado fácilmente, incluso llegado a mitad de tabla; aunque ahí terminaría su sueño.

Y suponiendo que Riley sacara a Spoelstra, que es como que un padre bote a su hijo de casa, ¿A quién traería?

Le doy una lista: Knicks, Cavaliers, Bulls, Hawks, Wizards, Suns, Lakers, Timberwolves, Kings y usted dirá son los últimos lugares en la NBA, pero no se la di por eso. Esta es la lista de los equipos que más entrenadores han despedido.

Ahí se las dejo.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.

  Comentarios