NBA

¿Quiénes son los jugadores intransferibles del Heat de Miami?

Justise Winslow conduce la pelota por el Heat en el partido contra los Raptors, celebrado el 10 de marzo de 2019 en Miami.
Justise Winslow conduce la pelota por el Heat en el partido contra los Raptors, celebrado el 10 de marzo de 2019 en Miami. mocner@miamiherald.com

Al terminar la pasada campaña de la NBA la sensación era que cualquier jugador del equipo de Miami podría ser cambiado. El Heat había fracasado y algo había que hacer.

Pero ha medida que ha avanzado la temporada baja se ha podido comprobar que no todos son transferibles y que precisamente hay cuatro hombres son el futuro del quinteto de la Capital del Sol.

Pat Riley ha rechazado las ofertas de intercambio que incluían a Justise Winslow (23 años), Tyler Herro (19), Derrick Jones Jr. (22) o Bam Adebayo (22), para el presidente son intransferibles y en ellos están depositada la esperanza de poder ganar de nuevo el título de la NBA.

No son estrellas, más bien son jugadores de clase media con menos de 22 años de promedio, con mucho margen de mejora y que inmersos en la cultura del Heat se espera que muy pronto exploten.


La gerencia de Miami ve en Winslow al armador moderno, gracias a su estatura, su defensa y su juego atlético. Winslow muchas veces bajaba el balón, lo manejaba bien y tras la lesión de Goran Dragic pasó definitivamente de delantero a armador. De tarea tiene ser un anotador más consistente.

Herro has deslumbrado a todos en la Liga de Verano y el Heat tiene depositadas muchas esperanzas en el novato, quien tira muy bien y capaz de crear jugadas. Ahora tendrá que trabajar en defensa y adaptarse al sistema y cultura del equipo.

Jones Jr. es muy atlético, dueño de un poderoso salto que le permite volar para clavar el balón de un modo asombroso. En el equipo le llaman “Modo Avión” y este año se ha propuesto ser el Jugador Defensivo. Puede jugar de delantero de poder o de delantero pequeño, solo necesita mejorar su tiro para dejar su sello.


Adebayo es el centro que le gusta al Heat, pero tiene aprender a situarse en la pintura para tomar más rebotes, igualmente necesita trabajar en su disparo de media distancia. Su defensa y su incansable trabajo a la ofensiva hace que sea un valor seguro.

Una vez Herro entre en la dinámica defensiva este grupo de cuatro jugadores permitirá pocos puntos a sus rivales, pero si no mejora considerablemente este cuarteto no pasará de 50 puntos por juego y eso es un problema en el básquetbol moderno.

De ahí que se necesite encontrar tarde o temprano un quinto elemento, después de perder a Josh Richardson en el intercambio con Jimmy Butler, que anote de modo consistente más de 20 puntos por partido si es que el equipo quiere aspirar a algo.


La pasada temporada Winslow terminó con 12.6 puntos por juego, Adebayo con 8.9 y Jones con 7.0. Mientras que Herro anotaba 14 puntos por partidos en su única temporada con la Universidad de Kentucky.

Estos chicos son muy buenos, pero están muy lejos de Dwyane Wade, quien promedio 22.0 puntos en la NBA y 19.7 en la universidad. La única similitud es que fueron escogidos en el draft por el Heat.

Wade fue el número cinco en el 2003, Winslow el 10 en el 2015, Adebayo el 14 en el 2017 y Herro el 13 en este 2019.

Mientras Jones Jr. fue distinto, al llegar a Miami en el 2017 con un contrato de dos vías, ganándose el derecho a ser contratado de pleno derecho al año siguiente, al igual que ahora Duncan Robinson.

Esta temporada con el liderazgo de Butler y arropados por los veteranos Goran Dragic, Dion Waiters, Kelly Olynyk y James Johnson esperan dar el gran salto y llevar al equipo a lo más alto apoyándose en su velocidad, versatilidad y su “atleticismo”.

Solo necesitan que no les persiga el fantasma de las lesiones y que la confianza nunca les abandone.

Si el gran Riley no quiere cambiarlos por algo será.

Miami Heat's first-round pick Tyler Herro's introductory press conference at the AmericanAirlines Arena, Jun 21, 2019.

Pedro González es un experimentado reportero que hace 15 años cubre al Heat de Miami, la NBA, el Open de Miami, el judo y todo el fútbol, tanto local como internacional.
  Comentarios