Cuba

Médicos cubanos en Brasil deben tomar una difícil decisión... y pronto

Bolsonaro dice que dará asilo a médicos cubanos

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó el miércoles que su gobierno ofrecerá asilo político a los miles de médicos cubanos que no deseen regresar a su país tras la decisión de Cuba de suspender el programa Más Médicos.
Up Next
El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó el miércoles que su gobierno ofrecerá asilo político a los miles de médicos cubanos que no deseen regresar a su país tras la decisión de Cuba de suspender el programa Más Médicos.

Un poco más de 1,800 galenos cubanos se han presentado en Brasil a los exámenes para convalidar sus diplomas desde 2011, cuando se creó el Examen Nacional de Revalidación de Diplomas Médicos en ese país sudamericano.

Los cubanos son el grupo más numeroso de extranjeros que solicitan este examen por segundo año consecutivo, según explicó a el Nuevo Herald el Instituto Nacional de Estudios y Pesquisas Educativas (INEP) de Brasil.

En el último examen realizado en el 2017, se presentaron 151 galenos de la isla, una cifra superior a los 104 médicos bolivianos, la segunda nacionalidad más representada en el examen. Las autoridades esperan que con la llegada masiva de cubanos durante el programa Mais Medicos el número de especialistas de la isla que intentan entrar al sistema de salud brasileño pueda aumentar.

“Somos más de 2,000 médicos cubanos los que hemos decidido quedarnos en Brasil tras la promesa de refugio del presidente [Jair] Bolsonaro. Nuestra situación es difícil porque ya no trabajamos como doctores y ni siquiera podemos encontrar trabajo en otras áreas”, dijo Yanis Reis, una médico cubana en Minas Gerais.

En el Brasil de Bolsonaro ser cubano es una desventaja, afirma Reis, quien se siente víctima de la xenofobia. “He buscado trabajo de distintas cosas y cuando dices que eres cubano se acaban las plazas. Conozco colegas que están viviendo ocho en una casa para poder pagarla”, afirma.

Los médicos cubanos que se quedaron en Brasil tras finalizar su participación en Mais Medicos no pueden trabajar sin antes revalidar sus títulos, un proceso del que se encarga el INEP. El examen de revalidación tiene una parte teórica y otra práctica. Debido a la complejidad de la prueba, aún no ha concluido el proceso y las autoridades no han anunciado la próxima convocatoria. En el examen del 2017 se presentaron 7,379 participantes, de los cuales sólo 963 fueron aprobados en la primera etapa, según cifras oficiales del INEP.

Para terminar el proceso de revalidación, los médicos también necesitan presentar sus títulos legalizados en Cuba. El gobierno de la isla, en represalia por su “deserción” ha ordenado que no se les legalicen los documentos, lo que complica el proceso de revalidación.

El médico cubano Vicente Prado Junco se presentó al examen de revalidación en septiembre del 2017 y en estos momentos espera el trámite burocrático que le permita convertirse en un médico con licencia en Brasil.

“Al principio fue muy duro. Como cualquier médico que aspire a revalidar su título en cualquier país, me mantuve estudiando mañana tarde y noche”, relata Prado. Terminó su contrato en Mais Medicos en abril del año pasado, pero al no regresar a Cuba, las autoridades lo castigaron con ocho años de prohibición de regreso a su país.

“Ni siquiera pienso en regresar a Cuba. No me hace falta. Lo que quiero es hacer mi vida en este país. En algún momento podré traer a mi madre. Es increíble que después de que te explotan como lo hacen, cuando decides liberarte te tratan como a un traidor”, comentó vía telefónica desde Sao Paulo.

Prado trabaja en lo que encuentra para sostenerse económicamente. “Lo mismo limpio un piso que lavo. Eso para mí no es ningún problema. Es un proceso normal que uno tiene que pasar cuando llegas de emigrante a un país. Lo que no podía era quedarme en mi casa sentado a la espera de que me dejaran trabajar como doctor cuando no había revalidado mi título”, dice.

El médico tampoco oculta su desagrado hacia quienes dicen que Bolsonaro traicionó a los médicos cubanos que permanecieron en Brasil. “Él nunca prometió que iba a dejar trabajar a los médicos sin revalidar sus títulos. Esa es la ley de Brasil. Quien quiera ser reconocido como médico debe sacrificarse y revalidar”, añade.

Su esperanza es ejercer en Brasil, donde se siente acogido. “En Cuba fui profesor de Medicina y compré mi primer juego de muebles después de 11 años de trabajo. No podía invitar a nadie a mi casa porque no tenía ni dónde sentar a los invitados. En tres años de trabajo en Brasil pude hasta comprarle un apartamento pequeño a mi madre”, ilustra.

Buena parte de los médicos que decidieron quedarse en Brasil esperan que Estados Unidos reinstaure el Cuban Medical Professional Parole (CMPP). Ese programa especial de visas para los profesionales de la isla que escapan de las misiones del gobierno cubano estuvo activo desde el 2006 y facilitó visas a más de 8,000 profesionales. Fue eliminado por el ex presidente Barack Obama en el 2017, cuando intentaba normalizar las relaciones con Cuba.

El senador estadounidense Marco Rubio afirmó el 18 de febrero de 2019 que el Gobierno del presidente Donald Trump está trabajando para encontrar una solución al problema de los médicos cubanos en Brasil y otros países de América Latina.

El doctor Julio César Alfonso, presidente de Solidaridad sin Fronteras, una ONG con sede en Miami que se dedica a ayudar a los médicos cubanos a integrarse en el sistema de salud de Estados Unidos, dijo que el proceso para la aprobación del CMPP marcha “sobre ruedas”.

“Estamos seguros que el Programa Parole va a ser restablecido. No sabemos cuándo, pero creemos que hay voluntad por parte de los senadores y congresistas en proteger a los médicos que están siendo traficados por el régimen de la isla”, dijo vía telefónica.

Sígueme en Facebook y Twitter para estar al día con las últimas noticias sobre Cuba y la comunidad cubana en el sur de la Florida.

Periodista cubano. Amante de las palabras, la historia y la investigación. Cuban journalist. Lover of words, history and research.


  Comentarios