NBA

Los “Hermanos” Johnson empujan al Miami Heat

James Johnson (izq.), Tyler Johnson (8) y Hassan Whiteside, del Heat, en el partido contra los Bucks, en el AmericanAirlines Arena en Miami el 17 de noviembre del 2016.
James Johnson (izq.), Tyler Johnson (8) y Hassan Whiteside, del Heat, en el partido contra los Bucks, en el AmericanAirlines Arena en Miami el 17 de noviembre del 2016. pportal@miamiherald.com

En este nuevo Heat está muy claro que el mejor hombre es Goran Dragic, que Hassan Whiteside sigue siendo un puntal y que Dion Waiters es la gran revelación; sin embargo, el equipo de Miami no habría llegado a donde está si no tuviera a los “Hermanos” Johnson.

Tyler Johnson y James Johnson no tienen los mismos padres y por tanto son muy distintos, pero quien los ve juntos en la cancha no podrá poner en duda su hermandad.


Ambos traen desde el banco un torrente de energía, defendiendo y atacando como leones, dejando a los rivales sin aliento.

Johnson & Johnson lo mismo penetran que pasan, que disparan de tres, que la clavan, que bloquean que roban, dejando a los rivales extenuados, siendo una de las mejores parejas de la segunda unidad.

Calidad les sobra para estar en el quinteto titular, pero el entrenador del Heat Erik Spoelstra prefiere que salgan como suplentes y cierren el juego.


“Ninguno de los dos es un serio candidato para ser premiado como Sexto Hombre, pero los dos juntos si que deberían tener premio”, dijo Spoelstra el miércoles. “Se complementan en su juego, son agresivos, competidores. Juegan en ambos lados del piso. Ellos son amigos y viven uno junto al otro”.

Ambos entrenan juntos, viven cerca y sus familias comparten el tiempo libre.

“Él es mi hermano y no lo digo porque somos compañeros de equipo sino porque es como mi hermano”, comentó Tyler, de 24 años. “En realidad somos familia”.


Entre ambos solo hay una diferencia: James no gana tanto como su “hermano”, aunque este verano eso podía cambiar.

“Tyler es único en su clase. Tiene un gran contrato y sigue jugando duro, compartiendo, sin aflojar”, dijo James. “Sin Tyler yo no estaría en la conversación, él es un gran jugador, un gran tipo. Nos alimentamos uno al otro”.

Tyler promedia esta temporada 14 puntos, 3.3 asistencias y 4.2 rebotes; mientras James 12.1 puntos, 3.4 asistencias y 4.9 rebotes; o sea que suman 26.1 puntos por juego.


Todavía restan 21 partidos de temporada regular que quedan para jugar y no se sabe qué pasará con su futuro este verano, James por lo que ha hecho debería quedarse, pero valdrá más dinero y no se sabe a ciencia cierta si entra en el próximo proyecto del Heat.

De momento están siendo factor y juntos son parte fundamental del éxito de este Heat, que la noche del viernes jugaba en Orlando y que este sábado recibe (8 p.m. TV: Sun) a LeBron James y sus Cavalers de Cleveland por primera vez en esta temporada.

Siga a Pedro J. González en Twitter: @PedroJulio59

  Comentarios